Trivia

¿Qué tipo de edulcorante está bajo la lupa en el caso de embarazo?

Salud Plena - 22/06/2012

Bajas Temperaturas y alimentación: Como cuidarse sin sentir frío

Autor: Lic. Cristina Maceira

En el invierno hace frío, las temperaturas bajan y nuestro cuerpo lo nota con un descenso térmico que nos hace mantener los músculos contraídos, algo que en muchos casos puede hacer que suframos contracturas y dolores musculares. Por ello es necesario que busquemos diferentes opciones para conseguir aumentar la temperatura corporal sin llegar a un consumo abusivo de calorías que al terminar el invierno, deje más cantidad de grasa en el cuerpo.

 

Las bajas temperaturas, transforman las ingestas livianas en comidas importantes y con excesos de calorías, creyendo que de esa manera evitamos el frío. Pero en realidad lo que debemos incorporar en el organismo es calor, el cual puede ingresar mediante alimentos o líquidos calientes sin necesidad que aporten grandes cantidades de grasa o calorías.

 

Cuando hace frío nuestro cuerpo necesita aumentar la temperatura para compensar y equilibrar con respecto a la temperatura que hay en el exterior, y para ello es necesario que introduzcamos calor en el cuerpo. La forma más rápida de hacerlo es a través de la alimentación. Ingerir comida o bebidas frías nos hará perder más calor, por lo que debemos ingerir alimentos con una alta temperatura para mantenernos en perfectas condiciones.

 

Una comida típica del esta época invernal es la sopa, con importante variedad de  vegetales, cargada de nutrientes y altas dosis de calor. Nos ayudará a aumentar la temperatura corporal, a la vez que nos alimenta. Tener siempre a mano sopa caliente ayudará a entrar en calor.

 

Otra opción totalmente saludable para combatir el frío y mantener nuestro cuerpo caliente es optar por las infusiones y los líquidos calientes. Existe una gran variedad de plantas que nos resultan muy agradables al paladar, y que nos aportan gran cantidad de nutrientes y antioxidantes que aportan propiedades saludables, dan calor y saciedad. Las infusiones se suelen tomar calientes, por lo que es una forma muy inteligente de aumentar la temperatura interna del cuerpo y conseguir vencer el frío sin aumentar el ingreso calórico.

 

El movimiento, o actividad física es otra forma de conseguir una mayor actividad interna y lograr aumentar la temperatura del organismo. Al realizar actividad física aumenta el ritmo cardíaco con el consiguiente aumento de la circulación y de la temperatura corporal.

 

Un complemento importante a una alimentación con temperaturas cálidas y al movimiento es el uso de ropa adecuada, texturas térmicas, que ayudan a la piel a no perder calor y sentirse bien.