Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Cursos y Eventos - 18/05/2014

Jornada sobre “Tratamientos innovadores para enfermedades crónicas y cáncer”

Conversamos con la Mg. Patricia D’ Aste, presidenta de la SADAM que nuclea a más de 250 auditores y gerentes de la salud, sobre este encuentro y acerca de la agenda de eventos que la entidad llevará adelante el resto del año.

 La Asociación Argentina de Auditoría y Gestión Sanitaria (SADAM) llevará adelante esta jornada el 22 de mayo, entre las 8.30 y las 18 horas, con el objetivo de informar, tanto a los profesionales de la salud como a quienes llevan adelante los tratamientos dentro de los equipos de salud y al público en general, sobre  las innovadoras terapias existentes destinadas a patologías crónicas y cáncer. 

 

- De algún modo esta temática le da continuidad a un tema que SADAM viene abordando, como es la medicina personalizada y las terapias con medicamentos biológicos


Sí. Ya hicimos una jornada en 2011 sobre Terapias Biológicas y de alguna manera miramos el estado general de la materia en cuanto al avance tecnológico, la capacidad de desarrollar moléculas y la aplicación de estas a medicamentos innovadores. Esto siempre analizando la viabilidad desde dos espacios diferentes: por un lado, qué capacidad tiene Argentina para recibir medicamentos innovadores y, por el otro, qué capacidad tienen nuestros financiadores de poder cubrir y dar tratamientos innovadores a los pacientes locales. En 2011, abordamos el tema desde este lugar con la expectativa de saber más sobre la capacidad de resolución de estas terapias y sobre la calidad de vida que ofrecen a los pacientes.

 

- Estas jornadas aportan el plus de que se abordará en profundidad la cronicidad, ¿hay una tendencia en el mundo a trabajar con programas de adhesión a los tratamientos?


Desde luego que sí, tanto la bibliografía europea como la norteamericana que revisamos hace foco en el resultado de los tratamientos en los pacientes crónicos y de cáncer y en la necesidad de abordar su seguimiento en un espacio socio-sanitario, que favorezca la continuidad de los pacientes dentro de los programas. Está claro que dar el medicamento es el momento 1 del tratamiento pero sería un error pensar que con esta acción está todo hecho, las experiencias enfatizan en que el cumplimiento de las indicaciones médicas por parte de los pacientes y el acompañamiento  de equipos de profesionales de la salud, favorecen los mejores resultado y permiten mitigar molestias o resolver conflictos. Porque no se trata de tomar una aspirina, sino que muchas veces son prácticas que involucran inyectarse, etc. y muchas personas se sienten solas en la lucha contra el avance de la enfermedad y la pérdida de autonomía. 

 

Invertir en un tratamiento o no, era una cuestión por la que quizás hubiéramos discutido en el año 2011. Hoy, ya sea porque las obras sociales o prepagas estén comprometidas y consustanciadas con los problemas de la gente o  debido a que estiman razonables las indicaciones sobre ciertos tratamientos, nadie está dispuesto a pelear en contra de esto. Sea que lo den voluntariamente o como consecuencia de que la gente deba recurrir a un amparo judicial, lo van a terminar cubriendo. Salvo que no sea primera indicación, pero de no mediar alguna de estas situaciones, lo normal es que los financiadores estén mucho más dispuestos a darlos. En la medida en que se den determinadas garantías y rangos de seguridad para el paciente.

 

Ahora, acá no termina el tema sino que empieza. Porque en realidad tenemos que pensar que un tratamiento va a dar un beneficio al paciente, cronificándole una enfermedad o mejorándole la calidad de vida. Ambas cosas son las metas de un buen tratamiento, que se dan solo si el paciente se hace las aplicaciones en el tiempo adecuado, en la dosis correcta y considerando aspectos de la persona como son el psicológico, ambiental o el compromiso de la familia.

 

Si el paciente sigue el tratamiento correctamente, los resultados tienen altísima probabilidad de verse, pero si no es bien comprendido por el paciente o interrumpido porque la obra social no lo provee, estamos en un gasto mal hecho que el sistema de salud va a tener que volver a afrontar en un estadío mucho más avanzado de la patología, con un agravamiento del estado general del paciente o pérdida de la calidad de vida. Entonces, está claro que cuidar los programas de adherencia es cuidar el resultado que esperamos y éste ya  no es un tema complementario, sino que está ligado con la misión de los servicios de salud.

 

-  Puntualmente, ¿cuáles serán los principales temas que se tratarán?


La primera mesa de esta jornada sobre Tratamientos innovadores para enfermedades crónicas y cáncer”, será llevada a cabo por especialista que abordarán los avances tanto en la farmacología como en los modelos de tratamiento orientados a lograr la ansiada adherencia de los pacientes.  En la segunda mesa, los 4 directores médicos de obras sociales y pre pagas van a hablar, por un lado, del impacto de estos tratamientos dentro de su presupuesto de gastos como de la atención que ofrecen y su opinión sobre los programas de adherencia.

 

En la tercera mesa se presentarán programas de adherencia que se están llevando a cabo en Argentina. Algunos incipientes, otros que se están implementando desde hace dos o tres años en el país,  llevados a cabo por laboratorios internacionales y nacionales, con experiencia afuera en programas de adherencia más largos, y también tenemos el caso del Ministerio de Salud de San Juan que ha elegido la estrategia de patologías gerenciadas. Lo que desde SADAM queremos trasladar es la idea de que la probabilidad de que el paciente lleve adelante un tratamiento satisfactorio está más relacionada con el involucramiento personal y familiar, que con la sola provisión de una droga; con la comprensión sobre los momentos de su atención, y con el apoyo indispensable a lo largo de todo el recorrido. Hay mucha bibliografía y trabajos que han hecho la experiencia de utilizar redes de la comunidad para apoyar a los pacientes crónicos. Existen programas de acompañamiento públicos y privados en muchos países y es una tendencia cada vez más fuerte que por suerte hace foco en la gente más que en el financiamiento de la salud.

 

Con respecto a la cuarta mesa, allí estarán representadas las Asociaciones de Pacientes. El objetivo es que cuenten cuáles son sus problemas,  sus expectativas, en dónde piensan que el sistema de salud está fallando o debería ser más observado por las autoridades, qué cosas no les llegan a tiempo o cómo es considerado el paciente crónico en el sistema de salud, etc.

 

-¿Qué expectativas tienen con respecto al encuentro?


Nuestra expectativa es que todos se escuchen entre sí y que avancemos en un abordaje más paciente-céntrico en el espacio de los crónicos o del cáncer.  Sabemos que en Argentina estamos recién andando el camino de los programas de adherencia y SADAM desde hace algunos años se ha permitido poner a rodar la pelota en algunos temas, iniciando el debate sobre aspectos nuevos del sistema de salud, ofreciéndolos a la consideración de los profesional del sector, para que empecemos a pensar entre todos antes de escribir una norma, escuchando todas las opiniones y a todos los actores que estén involucrados. 

 

- Más allá de esta jornada, ¿qué otras actividades está desarrollando SADAM y cuáles espera llevar a cabo durante este año?


Como actividad científica y de divulgación, nuestro evento más importante del año es el III Congreso Nacional de Auditores y Gerentes en Salud, que se realizará el 28 de agosto.  Si bien aún no hemos cerrado el programa, abordaremos el tema de la tecnología aplicada a la salud. Como el año pasado estaremos en EXPOMEDICAL  y  en  octubre convocaremos para una Jornada sobre Gestión. Entre las actividades académicas, desde noviembre de 2013 estamos dictando un Diplomado en Auditoría  en Rosario con la ASAMRO y la Asociación de Clínicas y sanatorios de Rosario para las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, al que asisten 46 profesionales. La semana pasada participamos de la colación de la primera cohorte de Especialistas en Auditoría de la Universidad del Comahue, carrera a la cual acompañamos desde lo científico y académico. También continuamos realizando nuestro Curso Superior de Auditoría,  en forma virtual con un amplio grupo de profesionales de todo el país y del exterior  y el Curso de Facturación con la Universidad ISALUD. SADAM ha sido una sociedad que creció mucho y luego de una exitosa carrera nos transformamos en la Asociación Argentina de Auditoría y Gestión Sanitaria  con la visión de incluir a todos los profesionales que trabajan en el sector de la salud, sin ser necesariamente médicos. Nuestra innovación fue haber incluido a los gerentes de salud. Ahora los debates no son tan médicos, se ha dado paso a la integración de los conocimientos, a las mesas de discusión compartidas y a la investigación en temas de gestión también. Nosotros no tenemos una única verdad que pretendemos contarle a los demás, nuestra propuesta es discutir temas, ir a fondo, reconociendo los desafíos y las oportunidades que trae la construcción social del conocimiento para beneficio de la gente y el desarrollo constante de los profesionales de la salud.

 

Fuente: Consenso Salud

Get Adobe Flash player