Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Etapas de la vida/Niños - 12/08/2014

La Alimentación en niños rebeldes para Comer

Los chicos suelen manejar la ansiedad de las madres a la hora de la comida, rechazando los alimentos, transformando el momento de la comida en una auténtica lucha.

Autor: Lic. Cristina Maceira

Aproximadamente la mitad de los niños de 1 a 4 años desarrollan hábitos alimentarios caprichosos y la mayoría tiene días en que están en rebeldía a la hora de comer.

 

Aunque es normal y ellos saben que es un tema que angustia y preocupa a las madres, pelear con un niño que rechaza las comidas, puede dificultar una dieta variada y equilibrada.

 

Cómo conseguir que un niño coma mejor:

 

  • Organizar las horas de comida de acuerdo a sus ritmos. Darle de comer cuando tiene hambre y pronto se notará que se forma un hábito natural, que además sirve de base para el resto de su rutina.
  • No apurarlo para comer. Dejar que coma a su propio ritmo y no insistir en que lo termine todo. La hora de comer debe ser un momento de relax y disfrute.
  • Si su hijo ha rechazado un alimento una vez, no tomarlo como que no le gusta y volver a incorporarlo en unos días, preparado de otra manera.
  • El lugar donde el niño come debe ser tranquilo, sin televisión, ni juguetes que puedan distraerlo.
  • Ofrecerle porciones pequeñas, esto puede ayudar a que quiera comer un poco más.
  • A estas edades es normal que de los niños rechazen las verduras. Intentar ofrecerlas en preparaciones con alimentos que si acepte, como quesos, salsa blanca o crema,  o compensarlo aumentando su consumo de frutas.
  • Comer en familia, evitar la ingesta del niño solo, separando su comida del horario del resto. Comer en familia permite que el niño imite conductas y coma al igual que el resto.
  • Hablarle de forma positiva de los alimentos que está comiendo. Nunca decir debes comerlas porque te hacen bien….. el niño no lo entenderá de esa manera.

 

Es una edad donde exploran, y  los gustos del niño cambian cada día, pero lo más importante es tratar de ser paciente. Con persistencia, su hijo superará esta fase exigente y aprenderá a disfrutar de una dieta sana, equilibrada y nutritiva. 

 

Get Adobe Flash player