Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Salud y Prevención - 25/08/2015

Entrevista a la Dra. Cristina Ibarra, Directora laboratorio UBA

En el 7º piso de la Facultad de Medicina de la UBA funciona un laboratorio de investigación que se dedica al estudio del Sindrome Urémico Hemolítico, enfermedad endémica en nuestro país.

P: ¿Desde cuándo funciona el laboratorio y cuáles son sus tareas principales?

El laboratorio fue creado por mí en el año 1991 cuando regresé de la estadía post-doctoral en Francia donde estuve casi 4 años abocada a estudios de transporte a través de barreras epiteliales. Como quería aportar mis conocimientos a un problema de salud decidí estudiar los mecanismos por los cuales la toxina de cólera produce la fenomenal diarrea característica de la enfermedad y luego, en asociación con un grupo cubano del Instituto Finlay de la La Habana, ayudé en la caracterización de un formulado vacunal que actualmente se aplica para esta enfermedad.


Alrededor del año 1998 comencé los estudios del sindrome urémico hemolítico (SUH) que es actualmente el tema principal del laboratorio.



Estudiamos los mecanismos fisiopatológicos que lo desencadenan y la aplicación de distintas estrategias para evitarlo, todas en fase experimental.



P: ¿Cómo está conformado el equipo del laboratorio?

El grupo del Laboratorio de Fisiopatogenia está integrado por:

Dra Elsa Zotta, JTP dedicación exclusiva.  Dirige los temas relacionados con el modelo experimental del SUH en ratas. 

Dra Claudia Silberstein, JTP dedicación exclusiva. Dirige los experimentos de  toxina Shiga (Stx) en cerebro y los relacionados con inhibidores de la síntesis del Gb3.

Dra María Marta Amaral, investigadora conicet dirige los experimentos en los mecanismos de Stx en células endoteliales.

Becarios a mi cargo que hacen la tesis doctoral: Elizabeth Gerhardt en la acción Stx en intestinoJuliana Burdet y  Flavia Sacerdoti en parto prematuro y aborto que produce Stx.

Becarios a cargo de Elsa que hacen la tesis doctoral: Federico Ochoa que estudia el paso de  insuficiencia renal aguda (IRA) a insuficiencia renal crónica (IRC)Gisela Oltra, estudiante de medicina que comienza su trabajo de investigación.

Becarios a cargo de ClaudiaFederico Mirarchi, que comienza su entrenamiento pos-grado y Natalia Velazquez, estudiante de pre-grado.
 

P: ¿Cuáles son las principales líneas de investigación?

• Estudiamos la acción de la toxina Shiga (Stx) en el intestino y su responsabilidad en la diarrea sanguinolenta. Allí estudiamos la barrera intestinal y la microvasculatura endotelial. Como estrategia para evitarla desarrollamos anticuerpos de las bacterias productoras de toxina Shiga (STEC) en vacas preñadas que se transmiten a la leche de la vaca y que podría ser usada como prevención. Este tema se desarrolla en colaboración con el Instituto de Biotecnología y de Patobiología del INTA-Castelar.

• También investigamos la acción de Stx en riñón y los mecanismos que llevan a la IRA y su progresión hacia la insuficiencia renal crónica. Uno de los primeros mecanismos de la IRA es la injuria de los túbulos renales dado que tiene alta expresión de los receptores de la toxina llamados Gb3 así que aplicamos primero in vitro y después in vivo un fármaco que inhibe la síntesis del Gb3 y postulamos que podría usarse en chicos que desarrollan SUH.

• En cerebro estudiamos la acción de Stx en riñón de rata demostrando que afecta no sólo la microvasculatura sino también las neurona y células de la glia.

• Aunque intestino, riñón y cerebro son los órganos más afectados decidimos estudiar la acción de Stx en ratas preñadas ya que nuestra hipótesis es que podría afectar el embarazo en humanos. Se sabe que las infecciones producen aborto y que cuando no son recurrentes no se estudian. Bien pueden ser debido a la Stx en un país como el nuestro donde las infecciones por STEC son endémicas y las bacterias pueden infectar asintomáticamente a adultos. 

Todas estas líneas de trabajo tienen subsidios para investigación básica de la Agencia (ANPCYT) en la forma de PICT así como del CONICET (PIP) y de la UBA (UBACYT). Recibimos alrededor de $100.000 por año.


 
P: ¿Cómo se realiza la selección de los proyectos?

Los proyectos son escritos de acuerdo a los resultados previos con el fin de darle continuidad a los resultados obtenidos.


 
P: ¿Cuáles son sus objetivos principales?

Recientemente ganamos un subsidio del Fondo de Innovación Tecnológica Sectorial de Salud de la Agencia para elaborar un kit (conjunto de reactivos) nacional para el diagnóstico rápido de diarreas bacterianas de la infancia. Actualmente los kits son importados y requieren un equipamiento y personal especializado para realizar las determinaciones. 


Nosotros proponemos realizarlo con un equipamiento sencillo y con personal con especialización básica de manera tal que podría diagnosticarse en un laboratorio de cualquier hospital medianamente equipado. 


En la actualidad las muestras se envían al Malbrán u otros laboratorios de alta complejidad donde  tardan más de 3 días en conocerse los resultados en su lugar de partida . En ese tiempo el niño pudo haberse curado o le pudieron haber indicaron un tratamiento que el médico consideró sin la ayuda del laboratorio. 


Este proyecto tiene la participación de 1 laboratorio de la Universidad de La Plata, 2 laboratorios de la UBA (uno de la Facultad de Farmacia y el nuestro), el laboratorio CDM que es parte de una empresa una empresa privada. Se dieron 3 subsidios en el país para la solución del diagnóstico de diarreas bacterianas. El nuestro obtuvo el mayor financiamiento con $ 5.876.561 y tenemos como plazo 4 años.

A fin de este año ganamos un PICTO (PICT orientado) que tiene por objetivo dar charlas en jardines de infantes y obtener muestras biológicas de maestros y niños para la búsqueda de STEC.


P: ¿Cuál es la epidemiología del SUH en Argentina?

Argentina tiene la más alta incidencia de SUH con alrededor de 500 nuevos casos por año en chicos menores de 5 años.
 

P: ¿Cuál es la relevancia sanitaria y social del síndrome urémico hemolítico?

No existe una vacuna. La única prevención es la educación y cumplimiento de la reglamentación para el faenamiento de ganado. Tampoco existe un tratamiento específico para el SUH.  Sólo se aplican tratamientos de sosten. O sea la diálisis para proteger el riñón, transfusiones por la hemólisis, etc.


Fuentes de contagio

- Carne insuficientemente cocida.
- Jugo de carne cruda.
- Lecha y jugos envasados nos pasteurizados.
- Aguas contaminadas.
- Contacto directo con animales de campo.
- A través de manos, superficies y utensilios mal higienizados.

 

Medidas de prevención:


- Lávese bien las manos con agua y jabón después de ir al baño, antes de comer y luego de tocar carne cruda. Cuide que sus hijos también lo hagan.

- Cocine muy bien las carnes especialmente la carne picada hasta que pierda el color rosado.

- No use el mismo cuchillo (o superficies: tablas, mesadas) para cortar otros alimentos con el que cortó carne cruda, sin antes lavarlo bien con agua y detergente.

- Las frutas y verduras crudas deben lavarse cuidadosamente.

- El agua de uso y consumo debe ser potable.

- Consuma leche y otros lácteos pasteurizados y bien conservados en frío.

- Conserve los alimentos, tanto frescos como cocidos en la heladera.

- No bañe a los niños en aguas contaminadas.

- Cuide que las piletas de natación privadas y públicas tengan agua adecuadamente clorada.

 

 

P: Por último doctora, ¿Cuáles son los principales adelantos científicos relacionados a la prevención y tratamiento de la enfermedad?


Por ahora las medidas de prevención son las que establece la Sociedad Argentina de Pediatría y se detallan en la pregunta anterior. No hay un tratamiento específico para el SUH.

 

Fuente: Intra Med
Get Adobe Flash player