Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Salud Plena - 29/09/2015

Entrevista al Doctor Marcos Asade, Director de CEGAPSI

El Psiquiatra y Director del Centro de Gastrospiquiatría y Nutrición nos explica cómo se abordan las enfermedades digestivas en este centro, la importancia de la relación médico-paciente y la de informarse correctamente.

P: ¿Cómo surgió la idea de realizar un centro especializado en el abordaje de enfermedades gastroentestinales desde el punto de vista de la Psiquiatría y la Psicología?


Desde que me recibí de médico y luego de psiquiatra me ha interesado el abordaje de los trastornos psiquiátricos (como la depresion y la ansiedad) que se asocian con frecuencia a enfermedades clinicas, especialmente aquellas que son crónicas. Tuve la oportunidad de trabajar en un Hospital General y esto me permitió comprender la magnitud de la complejidad de muchas enfermedades, tanto a nivel físico como psíquico. En la actualidad, el Hospital de Gastroenterologia ha sido y es el lugar que me brinda el contacto con los pacientes, y acercarme a la comprensión de la inevitable conexión entre nuestro cerebro y el sistema digestivo. 

 

De esta experiencia y a partir del creciente pedido por parte de los pacientes, se desprendió la idea de construir un Centro interdisciplinario, en el cual Psiquiatras, Psicólogos y Nutricionistas trabajen en conjunto con Gastroenterólogos para brindar  un tratamiento integral de todas las patologías gastrointestinales, desde las más leves hasta las más severas. Y así está constituido nuestro equipo.

 

P: ¿En qué consiste el abordaje de los trastornos gastrointestinales?


Las emociones cumplen un rol fundamental en varias patologías clínicas y por eso, es necesario estar atentos a ellas. Es bien sabido que el estrés puede influir tanto en el desarrollo como en la exacerbación de los síntomas.

 

El tubo digestivo y nuestro cerebro están muy conectados. Esta comunicación, que es constante y dinámica, se denomina eje cerebro - intestinal y une el cerebro que tenemos dentro de nuestro cráneo con el pequeño cerebro intestinal o segundo cerebro, que justamente se halla ubicado en el tubo digestivo. Teniendo en cuenta esto, queda claro que muchas de las enfermedades del tubo digestivo se benefician con un tratamiento integral, es decir, teniendo en cuenta  -además de la gastroenterología- la salud mental (psiquiatría y psicología) y la nutrición. Consideramos entonces este abordaje como un trípode, en el cual la interacción entre estas especialidades representa, en muchos casos, cada una de las patas necesarias para lograr una mejoria globlal y efectiva de las personas.

 

P: ¿Cuáles son los objetivos de los tratamientos en el corto y mediano plazo?


Como en toda enfermedad, en lo inmediato es necesario un diagnóstico certero (en este caso gastroenterológico), brindado por el médico del paciente. En cuanto a la Salud Mental, también es imperioso un correcto diagnóstico psiquiátrico (en caso de haberlo), para lograr un adecuado tratamiento y alivio de los síntomas.

 

En un segundo paso, se propondrá un plan de tratamiento ajustado a las necesidades de cada paciente, el cual puede incluir, además del tratamiento gastroenterológico, abordaje nutricional, psicológico y/o psiquiátrico.


También debe incluirse psicoeducación, es decir, informarle y explicarle al paciente cuál es su diagnóstico y ayudarlo a entender por qué le pasa lo que le pasa.  


 

P: ¿Cuáles son las enfermedades más complicadas de abordar y por qué?


Hay enfermedades que para el ámbito médico no son graves en sentido estricto, sin embargo sí lo pueden ser para el paciente. Y como médicos, esto debemos escucharlo. 

 

Por otro lado, enfermedades más graves desde el punto de vista médico, como puede ser la enfermedad de Crohn, entre otras, requieren un seguimiento muy estricto. Aquí, el desafio desde la Salud Mental será acompañar al paciente en su evolucion y que pueda advertir los factores que modifican su estado de ánimo y sus emociones.

 

En todos los casos, de haber un trastorno de ansiedad y/o depresivo, debe ser abordado.  

 

P: Por último Doctor, ¿Qué piensa de la llegada de la información sobre la salud a la comunidad en términos generales, es suficiente o le faltaría más desarrollo?

 

Lo primero que hay que decir es que los médicos deberíamos comunicarnos eficientemente con nuestros pacientes. Esto es brindarle la información necesaria, despejar sus dudas y cersiorarnos de que aquello que deseamos transmitir se haya recibido correctamente. 

Hoy en día podemos leer información sobre salud en una diversidad de medios tanto gráficos como audiovisuales. Y es fascinante la manera en que ha avanzado la tecnología de informática médica en los últimos años.

 

Sin embargo, creo que la población debería advertir algunas cuestiones cuando lee sobre enfermedades: la fuente de la cual se expone, y su autor. 

 

En mi opinión, leer informacion sobre salud debería servir para tener un acercamiento, pero no para sacar conclusiones definitorias. Por eso, siempre recomiendo a mis pacientes: el mejor lugar para acceder a la información certera es la entrevista con el profesional. 

 

Autor: Lic. Gimena Rubolino, periodista Nutrar.

 

 


Get Adobe Flash player