Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Etapas de la vida/Lactancia - 12/12/2016

Por qué la vacuna BCG protege frente a diversas enfermedades

La protección que confiere la vacuna de la tuberculosis BCG (bacilo de Calmette-Guérin) frente a otras enfermedades infecciosas, así como contra el cáncer, es bien conocida. Sin embargo, los mecanismos implicados no están demasiado claros. Un estudio que se acaba de publicar en Cell Reports halla una razón para estos efectos no buscados pero beneficiosos.

 

Un equipo dirigido por Mihai Netea, de la Universidad Radboud, en Holanda, ha observado que la clave está en el proceso que se conoce como ‘inmunidad entrenada’, mediado por cambios metabólicos y epigenéticos en los monocitos. El descubrimiento podría contribuir al diseño de estrategias que combinen la estimulación inmunológica y metabólica para aumentar la eficacia tanto de las vacunas como de las terapias oncológicas.

 


Esta investigación se suma a otras que en los últimos tiempos han cuestionado la idea de que el sistema inmune innato no tiene capacidad de adaptarse a largo plazo tras una infección o una vacunación. “El concepto de que la función de las células inmunes innatas puede cambiar de manera estable -por ejemplo, por la acción de vacunas como la BCG-, supone un cambio de paradigma en inmunología”, ha señalado Netea.

 

Hasta hace no mucho tiempo, se asumía que sólo el sistema inmune adquirido podía adaptarse a las infecciones o inmunizaciones previas”.


Al examinar los cambios metabólicos en los monocitos, los investigadores comprobaron que la vacunación con BCG inducía un incremento prolongado de la glucólisis y, en menor medida, del metabolismo de la glutamina, tanto en ratones como en humanos. Ese viraje en el metabolismo de la glucosa hacia la glucólisis es necesario para inducir la inmunidad entrenada. Este proceso depende de cambios epigenéticos que propician, en última instancia, una mayor capacidad de las células del sistema inmune para reconocer los patógenos a los que previamente se ha expuesto y organizar una respuesta inmune más efectiva. En concreto, se observaron modificaciones en las histonas.

 

En resumen, el estudio muestra que la reprogramación del metabolismo celular es un proceso clave implicado en la inmunidad entrenada inducida por la vacuna BCG.

 

El siguiente paso que prevé el equipo de Netea es llevar a cabo un análisis más amplio de los monocitos circulantes en individuos vacunados de BCG con alto riesgo de infección, ya que “un mejor entendimiento de la inmunidad entrenada inducida por BCG podría conducir al desarrollo de estrategias que alteren rutas del metabolismo celular para mejorar los mecanismos los mecanismos de defensa y potenciar la eficacia de las vacunas y la inmunoterapia”, concluye Netea.

 

Fuente: Confederación Farmacéutica Argentina (COFA)

Get Adobe Flash player