Trivia

¿Qué son los nutracéuticos?

Enfermedades Crónicas/Metabólicas/Obesidad - 22/07/2010

Estoy a dieta, ¡No puedo comer harinas! Mitos y realidades.

Su composición calórica sumada a la ausencia que ellos tienen de grasas, permite incorporarlo en cantidades controladas en el plan de alimentación, logrando mayor adhesión por parte de los pacientes a cuidarse.

Autor: Lic. Cristina Maceira

Los alimentos que contienen carbohidratos, comúnmente llamados con harinas, como son el arroz, las pastas, las galletitas, el pan, la polenta, las arvejas, las lentejas, las masas de tartas, pizza, empanadas, aportan 4 calorías por gramo. La prohibición de este grupo de alimentos, no tiene ningún sentido.

 

Se recomienda utilizarlos acompañado otros alimentos, preferentemente, algún vegetal.

De esta manera, no solamente está aumentando el tamaño de la porción  a ingerir, sino que los carbohidratos pasan a ser un alimento más  de las preparaciones.

 

Cuando la combinación es con vegetales, la presencia de fibra contribuye a que la absorción de esos hidratos de carbono se realice en forma más lenta, favoreciendo a la saciedad y control del apetito..

 

Sea cual fuere la clase de hidratos de carbono que se utilice en la dieta del paciente con sobrepeso, sólo debe controlarse su cantidad.

 

Cuando se incorpore una preparación con carbohidratos, no acompañar con pan ó galletitas esa comida, y se recomienda también no volver a repetirlos en el día.

 

Al incluirlos en el plan de alimentación, permite presentarles variadas opciones y por sobre todo, evitar las prohibiciones.

 

Cuando las personas consultan por sobrepeso, deben permitirse todos los grupos de alimentos, enseñando a medir las porciones y trabajar en conjunto para lograr la adquisición de hábitos alimentarios correctos, sin necesidad de prohibir alimentos.

 

Fuente de Imagen: morgueFile
Comentarios
  • 21/09/2010 - pecosa dijo:

    La mejor manera de bajar de peso seguro es que se haga el conteo de calorías que necesita cada persona, teniendo en cuenta una serie de datos tanto antropométricos como estilo de vida, gustos y padecimientos.

    En mi experiencia comenzar a racionar los cereales me ha ayudado a que mis pacientes bajen de peso y a que ademas sepan como manejar estos alimentos que no son malos,como nutriologo tienes que saber que algunos alimentos tienen un IG muy alto y esos son los que se deben de manejar de cierta manera. El sobrepeso y obesidad son problemas metabólicos y por lo tanto van ligados a las hormonas,todo esto se debe de tomar en cuenta a la hora de realizar o prescribir un régimen de alimentacion.

  • 28/08/2010 - LNFERNANDO dijo:

    En total acuerdo con el Dr. Amado, parece que aun se guían con la PIRÁMIDE NUTRICIONAL DE LA FAO de 1992, que con la premisa de vender mas cereales, y de la aparente inofensivo aporte calorico de éstos, ha contribuido enormemente a la actual epidemia de obesidad y de inflamación celular.

    Creo que hemos satanizado al grupo de alimento inadecuado, pues un moderado, (no bajo) consumo de grasas tendr?a mas beneficios que un elevado consumo de cereales, incluyendo los integrales, pues tampoco perdamos de vista el desbalance que generan en la relaci?n OMEGA 6:OMEGA 3.

    saludos

  • 28/07/2010 - majorampoldi dijo:

    Esta buena la informacion, pero en el caso de ser una persona obesa o con sobrepeso, no es recomendable que el consumo de harinas se disminuya? es una duda que me inquieta.

  • 26/07/2010 - dramado dijo:

    La nota es como casi siempre que se intenta educar sobre nutrición, contradictoria. Por un lado no plantea inconvenientes en la ingesta de hidratos densos (harinas y otros) por otro lado recomienda comer con limitación, y no repetir en el dia. Es que solo enfoca el efecto calórico de los alimentos, y olvida el efecto hormonal, en este caso la inducción que producen hacia el exceso de insulina en sangre, principal factor para acumular grasa corporal. El exceso de peso y los problemas de salud que ello provoca es el mayor problema actual de la humanidad. Amerita información correcta para que las personas dispongan de elementos de prevención reales. Dr. Carlos Amado

Deje su Comentario