Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Enfermedades Crónicas/Metabólicas/Diabetes Mellitus - 05/01/2017

La Diabetes y la Alimentación

El conocimiento sobre su enfermedad, los alimentos y la práctica de actividad física, por parte del paciente diabético y su entorno, le permite un mejor control de sus niveles de glucosa en la sangre y evita complicaciones futuras.

Autor: Lic. Cristina Maceira

Una vez más insistimos en que no existen dietas esquematizadas, iguales para todos las personas diabéticas, aunque manifiesten la misma dificultad para el manejo de la glucosa en la sangre.

 

La absorción de esos mismos nutrientes es diferente en cada persona, de acuerdo a su metabolismo, a la combinación de los alimentos, a la práctica de actividad física, etc.

Por lo tanto las recomendaciones generales pueden adaptarse, ajustarse o ampliarse de acuerdo a estos factores y al manejo del paciente de sus glucemias.

 

El control de los carbohidratos ó hidratos de carbono, es esencial para el correcto manejo de su enfermedad. No deben preocuparse sino ocuparse de su alimentación y de la práctica de actividad física, pilares fundamentales para estar sanos.

 

La utilización de controladas cantidades de hidratos de carbono dentro de su plan de alimentación, permite sostener en forma crónica, una buena adhesión a la dieta, facilitando la variedad en cuanto a sabores, colores y aporte de nutrientes.

 

Los carbohidratos que no se recomiendan, como generalidad en el diabético son los de absorción rápida, como azúcares, jalea, mermeladas, golosinas, helados, confituras, productos de repostería ó toda preparación a la que se le agregue azúcar.

 

Los carbohidratos complejos que encontramos en alimentos tan discutidos como cereales, legumbres, papa, choclo, harinas, banana, entre otros, son de absorción lenta (no producen aumentos rápidos en los niveles de glucemia) pueden utilizarse en las cantidades recomendadas con tranquilidad.

 

La incorporación de fibra, como aportan diferentes cereales integrales, legumbres, choclo, etc, permiten que la absorción de los carbohidratos sea aún más lenta y en menor proporción.

 

No olvidemos que la práctica de actividad física, es una recomendación tan importante como el control de la ingesta de hidratos de carbono, requiriendo ésta la utilización de los mismos como combustible ó energía.

 

El conocer sobre su enfermedad, los alimentos y la práctica de actividad física, por parte del paciente diabético y su entorno, le permite un mejor control de sus niveles de glucosa en la sangre y evita complicaciones futuras.

 

Get Adobe Flash player