Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Etapas de la vida/Niños - 10/04/2017

SINDROME UREMICO HEMOLITICO

Afecta sobre todo a niños menores de 2 años y se presenta preferentemente en épocas de calor, aunque puede aparecer durante todo el año. En Argentina, es la principal causa de insuficiencia renal aguda que afecta a lactantes y niños.

El Síndrome Uremico Hemolítico (SUH) es una enfermedad que se caracterizada por presentar destrucción de los glóbulos rojos, disminución de las plaquetas (una de las células principales de la coagulación) y alteración de la función de los riñones.

Afecta sobre todo a niños menores de 2 años y se presenta preferentemente en épocas de calor, aunque puede aparecer durante todo el año. En Argentina, es la principal causa de insuficiencia renal aguda que afecta a lactantes y niños.

En el SUH el niño se infecta (por vía digestiva) principalmente con una bacteria llamada Escherichia Colli Enterohemorrágica, bacteria que habita en el intestino de los animales y que, a través de la materia fecal, contamina todo lo que entra en contacto con ella, desde la carne hasta la leche, el agua o los vegetales. Cuando el niño ingiere un alimento contaminado, la bacteria llega al intestino, donde libera una toxina (Verotoxina) que pone en marcha una serie de reacciones en el organismo que alteran los pequeños vasos sanguíneos, sobre todo los renales, pero también en otros órganos, como por ejemplo el cerebro (puede provocar convulsiones), intestino (perforación o invaginación) etc. Los síntomas más comunes son: diarrea acompañada ocasionalmente con sangre, palidez intensa, dolor abdominal, vómitos y poca cantidad de orina.

Cómo evitarlo?

La única forma de prevenir esta enfermedad es tener en cuanta siempre al momento de manipular carne, frutas y verduras, agua o cualquier alimento que halla sido contaminado indirectamente a través de cuchillos, tablas, mesadas o manos mal higienizadas los siguientes consejos:

  • Lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabón, antes de comer, luego de ir al baño y después de tocar carne cruda.
  • Cocinar muy bien las carnes (a más de 70º C) controlando que no quede rosada ni jugosa.
  • Evitar el contacto de la carne cruda con otros alimentos.
  • Lavar cuidadosamente tablas, cuchillos, mesadas y todo lo que tome contacto con la carne cruda.
  • Lavar las frutas y verduras.
  • Compre lácteos y jugos de frutas que hayan sido pasteurizados y conservados en frío.
  • Conserve los alimentos, tanto frescos como cocidos, en la heladera.
  • Consuma agua segura y ante la duda, hiérvala.

 

 

Get Adobe Flash player