Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Salud Plena - 07/06/2017

LA ALIMENTACIÓN PUEDE PREVENIR ENFERMEDADES

Los beneficios de una dieta saludable demuestran que podemos disminuir el riesgo de enfermar.

Conocemos que una dieta cargada en grasas saturadas y carentes de frutas y verduras podría influir hasta en un 35 por ciento en la aparición de enfermedades, como sobrepeso, hipertensión arterial, dislipemias, etc., además es recomendable sumar fibras y no beber alcohol en exceso.

 

La mala alimentación puede influir como factor de riesgo en hasta un 35 por ciento (en casos extremos, en hasta un 70 por ciento) en la aparición de ésta enfermedad. Hay que considerar que los otros factores tienen que ver con el tabaquismo, el sedentarismo y con la herencia genética, por señalar los más importantes.

 Existen medidas fundamentales que se deben tener en cuenta en la vida cotidiana:

- Basar la alimentación en variedades de frutas, vegetales y legumbres.

- Mantener un peso ideal.

- Hacer actividad física de moderada a intensa, como mínimo 3 veces por semana.


La modificación de estos hábitos es un trabajo difícil y gradual que garantiza mejorar la calidad de vida. La selección correcta de los alimentos nos permite mantener una dieta completa en cuanto al ingreso de minerales y vitaminas, los cuales se ven afectados en planes de alimentación inadecuados.

 

Para ejemplificar estos conceptos tratemos de llevar a la práctica algunos consejos como:

 
- Mejorar la calidad de los carbohidratos, elegir, simplemente, las opciones más sanas, en vez de pan blanco optar por el integral (con más fibra) y sumar semillas y legumbres.

- Elegir proteínas de buena calidad: incluír proteínas provenientes de vegetales, granos o frutas secas, complementadas con pescado, carnes magras y lácteos descremados. Así se ingiere menor cantidad de grasa saturada pero se obtienen más fibras, vitaminas y minerales.

- Hay que ingerir menos grasas saturadas (grasa animal) que están en las carnes grasas, lácteos enteros, fiambre y embutidos. Consumir hasta tres veces por semana pescados y reducir a dos veces semanales las carnes rojas y aves.


- No abusar del alcohol.

- Limitar el consumo de sal, a una cucharadita tamaño té al día.


Los vegetales protegen de enfermedades de colon, recto, estómago, pulmón, boca, faringe y esófago. Hay evidencias de que las fibras ayudan a prevenir el cáncer de mama, recto y colon. 

Get Adobe Flash player