Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Etapas de la vida/Adultos Mayores - 22/08/2017

Demencia y deterioro cognitivo

Las personas con demencia y deterioro cognitivo son hospitalizadas por muchas razones, pero típicamente en situaciones de crisis. Estas tasas son mucho más elevadas de lo que se esperaría en una población general con demencia en entornos comunitarios. En los pacientes con demencia se observa un deterioro en su calidad de vida.

La demencia se asocia con más eventos adversos en los pacientes, principalmente caídas y delirio, con un aumento de los costos de atención.

Los peores resultados observados en las personas con demencia pueden ser evitables si están ocasionados por la aplicación de estándares de atención más bajos.

Los factores iatrogénicos y/o ambientales pueden causar un daño significativo por lo que la atención del paciente con demencia podría ser un indicador de la calidad de atención.

Sin embargo, los factores biológicos también influyen en los resultados. Se ha postulado que en esta población vulnerable hay interacciones entre la inflamación aguda y el deterioro funcional y cognitivo. Se requiere comprender estos mecanismos y desarrollar estrategias de intervención para minimizar estos resultados.

El deterioro del estado general es evitable al recibir la atención necesaria, la falta de apetito generalmente se acompaña a la perdida de peso.

La suplementación de proteínas en la alimentación a efectos de evitar la pérdida de masa muscular, es esencial. También la correcta hidratación, sobre todo en épocas de altas temperaturas ambientales.

Una correcta alimentación, la estimulación visual y motora, la actividad con kinesiología, son todas las acciones de suma importancia que no pueden dejar de considerarse para garantizar una mejor calidad de vida.

Get Adobe Flash player