Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Enfermedades Crónicas/Metabólicas/Obesidad - 22/08/2017

Mejorar la Alimentación

Poner en práctica un plan para corregir hábitos alimentarios permite aprender a comer sano y poder controlar los excesos, posibles en las personas diabéticas u obesas. El control adecuado del peso, permite mantener estables los niveles de glucemia.

Muchas personas que se preocupan por su peso, viven pensando en las dietas y frecuentemente una de las dificultades para llevar adelante una alimentación ordenada se relaciona con las carencias y errores cometidos por desconocimiento, por ejemplo:

  • Hacer pocas comidas al día, pasando períodos prolongados de ayuno.
  • Asignar cualidades a determinados alimentos y dejar de consumir otros en forma equivocada
  • No tomar líquidos durante las comidas
  • Comer cantidades abundantes de alimentos en una única comida
  • Llevar adelante dietas mágicas de moda, como la de “la manzana”, “la luna”, etc dónde sólo consigo un nuevo fracaso y el acúmulo de intentos frustrados.

 

 

Los fundamentos del porqué hacer seis comidas por día ?

 

Los intervalos suelen ser de dos horas como mínimo y cuatro horas como máximo, de esta manera respetamos el tiempo de digestión de los alimentos ingeridos y logramos claros objetivos:

 

  • Disminuímos la posibilidad de sentir hambre
  • Disminuímos la ansiedad y la forma compulsiva de comer
  • Mantener los niveles de glucosa sanguínea más estables
  • Disminuímos la probabilidad de elegir mal los alimentos, y en forma apresurada equivocándonos en la calidad y cantidad
  • Disfrute de la comida, transformándolo en un momento agradable y placentero

 

Por qué comemos ?

 

Cada vez que ingerimos alimentos el organismo pone en marcha una serie de mecanismos por los cuales obtiene los nutrientes ingeridos en esa comida y los distribuye a dónde se necesitan. Este proceso dura en promedio tres horas. Pasado ese lapso el organismo da señales de que necesita nuevamente combustible, a través de la sensación de hambre. Si dejamos pasar muchas horas entre las comidas la señales pueden intensificarse, provocando mayor ansiedad y mayor sensación de hambre.

Por todo ello debemos regular la ingesta por períodos determinados de tiempo, no mayores a 4 horas, hasta lograr una regularidad en cuanto al apetito y a los horarios.

Evitamos también así que los niveles de glucosa en sangre tengan grandes variaciones.

 

 

Get Adobe Flash player