Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Salud Plena - 11/09/2017

La Anemia, patología muy frecuente.

Según la Organización Mundial de la Salud afecta más de la mitad de los niños en edad preescolar y mujeres embarazadas. Le advertimos los posibles riesgos y tratamiento.

Los médicos de la Fundación Argentina contra la Anemia definen a esta enfermedad como ¨ la disminución de glóbulos rojos de la sangre o de su contenido de hemoglobina por debajo de los parámetros normales ¨.

Como los glóbulos rojos son indispensables para el transporte de sangre y oxígeno hacia todos los tejidos del cuerpo, su carencia refleja fatiga y pérdida de energía suficiente para desarrollar una actividad normal.

Por este motivo, las personas que presentan bajo nivel de glóbulos rojos, se muestran cansadas y desganadas.

Es importante aclarar que la principal causa de anemia en el mundo es la deficiencia del hierro, en especial en los países en desarrollo.

Sin embargo, esta patología puede derivar de otros síntomas como hemorragias y pérdidas menstruales en las mujeres.

Aunque existen anemias hereditarias, suele estar asociada a otras enfermedades, como el cáncer e insuficiencia renal.

¿Cuáles son los indicadores más comunes?

Los especialistas advierten que los síntomas más habituales son: fatiga, falta de energía, frecuencia cardíaca aumentada, particularmente con el ejercicio; poca capacidad de concentración, baja eficiencia, dificultad para encontrar las palabras adecuadas y falta de memoria.

También se manifiesta a través de dolores de cabeza, mareos y calambres en las pantorrillas. Algunos pacientes sufren malestar abdominal y mala digestión.

  • ¿En qué alimentos se encuentra el mejor hierro?

El hierro que se absorbe  mas rápida y fácilmente por el organismo humano se encuentra en las proteínas animales de las carnes rojas, hígado, riñón y leche en menor proporción.

Luego, con una absorción más irregular y menos aprovechable por el organismo el hierro contenido en las legumbres como lentejas, soja, los cereales, el arroz integral y los vegetales de hojas verdes como la espinaca, achicoria y acelga.

  • ¿Qué pasa con las personas vegetarianas?

Como el hierro de las dietas vegetarianas es menos aprovechable por el organismo, estas personas cuentan con mayor riesgo de tener anemia por déficit de hierro. Las dietas ovo-lácteas son más balanceadas por incluir proteínas animales y el riesgo de anemias es menor.

  • ¿Cómo se previene la anemia ?

En personas no vegetarianas se previene con una dieta balanceada que incluya en su composición lácteos y carnes rojas, legumbres, cereales, vegetales, por sobre todo en ciertos periodos de la vida como la infancia, adolescencia, embarazo y ancianidad.

Las personas vegetarianas deberían utilizar alimentos enriquecidos con hierro; en el mercado existen, por ejemplo, harinas y cereales  fortificados con  hierro; esta población por ser de mayor riesgo debería controlarse periódicamente con análisis de sangre  a fin de detectar en forma precoz  anemia  y tratarla aún en la etapa previa a la sintomatología.

  • ¿Cuándo deben indicarse los suplementos de hierro?

Para los primeros meses de vida, mujeres con menstruaciones abundantes, embarazo, donantes crónicos de sangre, insuficiencia renal, ciertos postoperatorios y otros, se pueden indicar suplementos de hierro para prevenir la anemia. Estos tratamientos deben hacerse bajo estricto control del hematólogo para evitar efectos adversos que pueden suceder por ejemplo, si el paciente se auto medica.

 

Get Adobe Flash player