Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Etapas de la vida/Lactancia - 11/12/2017

Deshidratacion en Verano

La deshidratación se produce cuando el organismo pierde líquidos o fluídos en exceso. El cuerpo necesita agua para realizar optimizadamente sus funciones normales. En caso que el cuerpo pierda más fluídos que los que se ingiere, aparece la deshidratación.

Junto con los fluidos, el cuerpo también pierde electrolitos, sales minerales, que son necesarios para realizar las funciones normales del cuerpo.

Las causas más comunes de deshidratación son la diarrea y el vómito. La deshidratación se puede provocar si no come o bebe en abundancia durante una enfermedad.

Es prioritario tomar suficiente cantidad de líquidos como para recuperar los que ha perdido. También deberá reponer los electrolitos que hubiera perdido. Para recuperar los fluídos y las sales, tome agua de a sorbos y coma una dieta liviana. En caso de presentar vómitos que impiden una correcta hidratación o se siente confundido o mareado, consulte de inmediato a un médico.

Se puede recupera tomando bebidas deportivas u otras soluciones de rehidratación oral, se comercializan en sobres en las farmacias.

 

Como prevenir la deshidratación

 

  • Conozca cuáles son los síntomas de deshidratación. Trate de tomar fluidos adicionales si sabe que su cuerpo los está perdiendo rápidamente (ej., durante la práctica de ejercicios físicos, elevada temperatura, diarrea, etc.). Evite el consumo de alcohol y bebidas con cafeína.
  • Tome agua en cantidad. Cuando esté realizando actividades físicas, sobre todo cuando hace calor, lo mejor es tomar agua antes de empezar a hacer el ejercicio físico. Durante la actividad, tome pequeños sorbos de agua frecuentemente. Después de hacer los ejercicios continúe tomando líquidos.
  • Lleve regularmente una alimentación saludable, con bajo contenido de grasas, frituras, condimentos. Evite la ingesta frecuente de fiambres, embutidos, quesos duros, productos de copetín.

Incorpore mayor cantidad de alimentos ricos en agua, como los vegetales, las frutas, gelatinas. Cuanto más liviana es la alimentación, menor será el gasto metabólico para su digestión y absorción, utilizando menor cantidad de agua para su metabolización.

Intente agregar de 2 a 3 litros de agua durante el día.

 

Get Adobe Flash player