Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Salud Plena - 05/04/2018

Alimentación en los viajes

Alimentarse de una manera sana y segura durante un viaje significa que no siempre podrá comer cuando, donde y lo que quiera.

Esta guía tiene por objetivo brindarle recomendaciones alimentarias para manejar correctamente su nutrición aunque no se encuentre en su hogar.

La toma de conciencia del cuidado de los alimentos permite seleccionar la incorporación de los mismos, no sólo contemplando su cantidad sino su calidad, alcanzando de esta manera la adopción de hábitos alimentarios correctos, sin depender del lugar  donde se encuentre.

 

La calidad de los alimentos no es un tema menor, siendo una preocupación de la OMS (Organización Mundial de la salud) la erradicación de las ETAS (Enfermedades transmitidas por Alimentos y el Agua) las cuales pueden provocar intoxicaciones alimentarias, con síntomas variables, desde vómitos, diarreas, dolor abdominal, fiebre, deshidratación, hasta provocar la muerte en personas vulnerables.

Alimentarse de una manera sana y segura durante un viaje significa que no siempre podrá comer cuando, donde y lo que quiera.

La mejor forma de protegerse es seleccionando los alimentos y bebidas, ya que un buen aspecto no garantiza que un alimento sea seguro, una presentación apetitosa puede estar contaminada.

 

Selección y Prevención de alimentos

 

Alimentos Cocidos: Es conveniente consumir aquellos alimentos que se acaban de cocinar o que se mantienen a temperaturas inferiores a 10 °C o superiores a 60 °C, ya que entre ese rango de temperatura

( +10 °C / - 60 °C ) se beneficia la proliferación de hongos y bacterias. (Ej: restaurantes que presentan mesas de entradas y/o tartas, asegurarse que estén expuestas sobre frío y no en mesas a temperatura ambiente).

 

Alimentos Crudos: Deben ingerirse aquellos que puedan ser pelados, evitando así la mala higiene o la contaminación de los mismos. Incluímos en este grupo vegetales y frutas.
Pescados, mariscos y crustáceos:
Son alimentos que, de no ser frescos, pueden contener toxinas peligrosas, sin embargo tienen la ventaja que sus    características se alteran rápidamente; especialmente su color, olor y consistencia, cuando los mismos entran en descomposición (por ej.: corte en la cadena de frío)

 

Agua, hielo y bebidas preparadas: Debe hervirse, filtrarse o directamente consumir aguas minerales en su envase original. Se recomienda evitar el consumo de hielo.

 

Huevo: Es aconsejable consumirlo en preparaciones sometidas a cocción (duro, en tartas, tortillas, omellettes, etc.). Se debe evitar el consumo de mayonesas del tipo “caseras”, mousse o merengues ya que éstos están preparadas con huevos crudos.

 

 

 

Get Adobe Flash player