Trivia

¿Qué conviene comer en las fiestas antes del plato principal?

Salud Plena - 05/04/2018

La Nutrición en el embarazo, gran responsabilidad de las mamás

Durante el período de embarazo existen cambios en los procesos biológicos normales y atentos a ello, es necesario una adaptación en la alimentación de la mujer, para poder cubrir sus requerimientos nutricionales y alimentar en forma inteligente al bebé que se está desarrollando.

El embarazo es uno de los períodos de mayor demanda nutricional por el que atraviesa la mujer. Las mujeres embarazadas mal alimentadas o con ingresos insuficientes, durante este período, manifiestan una tendencia a sufrir más complicaciones que las que llevan adelante un plan alimentario completo y equilibrado..
Los procesos biológicos y metabólicos que se producen en la madre y en el bebé en crecimiento producen en el organismo materno mayores requerimientos de nutrientes, las cuales deben ser satisfechas mediante el aumento de la ingesta de algunos alimentos, sin que esto implique que la madre deba comer por dos.

Una alimentación deficiente o insuficiente en las mujeres embarazadas ponen en peligro la salud de la madre y de su hijo. La alimentación deficiente en la madre en el período prenatal se puede reflejar en un bebé con bajo peso de nacimiento, bajas reservas de vitaminas y minerales en su organismo.

Para cubrir esos requerimientos adicionales del embarazo y la lactancia, la madre ganará peso durante el segundo y tercer trimestre. Este aumento corresponde al peso del bebé, al peso de la placenta y al aumento de los tejidos maternos (uterino y mamario).

Los cambios de peso durante los distintos trimestres también es muy importante. Durante el primer trimestre no existen cambios metabólicos que justifiquen un aumento de peso, mientras que la ganancia del mismo durante el segundo y tercer trimestre dependerá del peso previo al embarazo.

El peso materno debe ser controlado, ya que una ganancia excesiva se asocia con enfermedades maternas, tales como diabetes, hipertensión o eclampsia, que complican el embarazo, pudiendo poner en peligro la vida de la madre y la del bebé.

Los cambios corporales de las mujeres embarazadas aumentan el peso corporal total, no dependiendo exclusivamente de la ingesta de alimentos.

Una buena nutrición, completa y equilibrada, es una gran responsabilidad de las mamás, que aseguran el normal desarrollo del bebé y la conservación de su propio estado nutricional.

Get Adobe Flash player