Resultado de la búsqueda

Asma

Los embutidos podrían agravar el asma

Fecha creación: 10/08/2017

Los síntomas empeoraron entre los que comían alimentos como el jamón y el salami con frecuencia. Comer embutidos como el jamón y el salami con regularidad podría agravar el asma, informan unos investigadores. Al observar a casi mil personas con la enfermedad respiratoria, los investigadores franceses encontraron que los que comían la mayor cantidad de carnes procesadas y embutidos tenían un 76 por ciento más de probabilidades de experimentar un empeoramiento de sus síntomas de asma con el tiempo que los que menos los comían. Esos síntomas incluyen problemas para respirar, opresión en el pecho y falta de aire, según el informe. Los embutidos son ricos en unas sustancias químicas llamadas nitratos que evitan que se estropeen. Esas carnes se han vinculado con un riesgo más alto de otras enfermedades crónicas, como cáncer, enfermedad cardiaca, diabetes tipo 2, y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) los clasificó hace poco como un carcinógeno (que provocan cáncer), señaló el investigador líder del estudio, el Dr. Zhen Li. "Pero sigue habiendo lagunas en la diseminación del conocimiento sobre los daños de las carnes procesadas de parte de la comunidad de investigación al público", dijo Li, que trabaja en el Hospital Inserm Paul Brousse en Villejuif, Francia. Li advirtió que este estudio no puede probar que los embutidos empeoren el asma, solo que hay una asociación. Pero "se ameritan estrategias de salud pública para reducir el consumo de embutidos y carnes procesadas", planteó Li. El asma afecta a 235 millones de personas en todo el mundo, según la OMS. Los desencadenantes comunes incluyen a los alérgenos de interiores, como los ácaros del polvo y la caspa de mascotas; los alérgenos de exteriores, como el polen; el humo del tabaco, y los irritantes químicos en el lugar de trabajo. El Dr. Len Horovitz es especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Aunque no se puede sacar ninguna conclusión firme [de este estudio], parece haber una correlación entre unos síntomas de asma que empeoran y la carne procesada y los embutidos", advirtió Horovitz, que no participó en la investigación. "Habría que preguntarse si la sal o los conservantes usados en el procesamiento de la carne podrían ser responsables de este fenómeno", comentó. En el estudio, Li y sus colaboradores recolectaron datos de más de 2,000 personas que participaron en un estudio francés que hizo un seguimiento de la salud de personas con asma y sus parientes cercanos durante más de 20 años. El equipo de Li se enfocó en 971 personas que contaban con datos completos sobre la dieta, el peso, las puntuaciones de asma y demográficos obtenidos hasta 2011-2013. La dieta se midió utilizando cuestionarios de frecuencia alimentaria. Los investigadores preguntaron sobre el consumo de embutidos, como el jamón, las salchichas y el salami. El consumo se clasificó como bajo con menos de una porción por semana, como mediano con una a cuatro porciones, y como alto con cuatro o más. Los investigadores compararon las respuestas de dos puntos temporales: 2003-2007 y 2011-2013. En el último periodo, los síntomas de asma habían empeorado a lo largo del año anterior en un 20 por ciento de los participantes del estudio. Entre los que comieron una o menos porciones de carne procesada o embutidos, un 14 por ciento reportaron unos peores síntomas de asma. Entre los que comieron entre una y cuatro porciones por semanas, el 20 por ciento dijeron que sus síntomas de asma empeoraron. En el grupo que comió cuatro o más porciones por semana, un 22 por ciento reportaron un empeoramiento del asma, mostraron los hallazgos. Tras tomar en cuenta el tabaquismo, la actividad física regular, la edad, el sexo y la educación, los investigadores calcularon que las personas que más embutidos comían tenían un 76 por ciento más de probabilidades de presentar un empeoramiento en los síntomas de asma, frente a las que menos comían. Tener sobrepeso o ser obeso, que se ha vinculado con un empeoramiento del asma, explicó apenas un 14 por ciento de esa asociación, lo que sugiere que la carne procesada podría tener un rol independiente en los síntomas de asma, dijo Li. El informe aparece en la edición en línea del 20 de diciembre de la revista Thorax. Fuente: Medline Plus

Ver mas..

Presentan una píldora experimental contra el Asma

Fecha creación: 10/08/2017

Entre febrero de 2012 y enero de 2013, 61 pacientes con asma persistente a diferentes niveles fueron sometidos a un estudio preliminar en el Hospital de Glenfield (Leicester). Científicos de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, han dado un paso adelante en la investigación de una píldora experimental contra el asma. La inflamación de las vías respiratorias es uno de los síntomas más comunes de los asmáticos y el estudio, publicado por la revista Lancet Respiratory Medicine, concluye que el nuevo medicamento –bautizado como Fevipiprant– podría reducirla y reparar el revestimiento de estas, mejorando así la calidad de vida de pacientes que sufren de asma moderada y severa. Entre febrero de 2012 y enero de 2013, 61 pacientes con asma persistente a diferentes niveles fueron sometidos a un estudio preliminaren el Hospital de Glenfield (Leicester). Un grupo de 30 personas recibió 225 miligramos del medicamento vía oral dos veces al día durante doce semanas, mientras que al resto de participantes se les suministró un placebo. Tras el tratamiento, los resultados dejaron entrever que el porcentaje de presencia de eosinófilos -una medida relacionada con la inflamación de las vías respiratorias- en los pacientes que recibieron el medicamento cambió del 5,4% al 1,1%. En el caso de los participantes tratados con placebo, sólo se redujo del 4,6 % al 3,9 %. Los investigadores concluyeron que el Fevipiprant presenta “un perfil de seguridad favorable, sin muertes ni efectos adversos graves” durante las pruebas. Sin embargo, a medida que avanzaron las investigaciones, tres pacientes a los cuales se les estaba suministrando el Fevipiprant se retiraron por elaumento transitorio de la gravedad de la enfermedad (exacerbaciones); aunque los investigadores no lo relacionaron con la ingestión del medicamento porque cuatro participantes del grupo placebo también tuvieron que abandonar el estudio. Sus conclusiones parecen apoyar que el Fevipiprant “reduce la inflamación eosinofílica de las vías respiratorias y es tolerado por pacientes con asma moderada y severa”. Uno de los autores de la investigación, Christopher E. Brightling, ha asegurado en diversos medios británicos que “este nuevo tratamiento puede ayudar a detener ataques de asma evitables, reducir los ingresos hospitalarios y mejorar los síntomas en el día a día de los pacientes, lo que lo convierte en un avance realmente innovador de cara a futuros tratamientos”. Aún así, se trata todavía de un estudio inicial, una prueba de concepto, y se necesitarán nuevos ensayos a largo plazo para ver si la píldora puede ayudar a los asmáticos en la vida cotidiana. Así lo ha confirmado Eva Serrano Candelas, investigadora postdoctoral del grupo de Inmunobiología de la Universidad de Barcelona (UB), que ha calificado como “prometedores” los resultados del estudio. “Lo más importante es que puede mejorar significativamente la calidad de vida del paciente”, ha dicho tras aclarar que el ensayo debería completarse “con un estudio a largo plazo para evaluar si hay un cambio importante en el número de exacerbaciones”. Según la investigadora, la gran ventaja que podría presentar el Fevipiprant respecto a los tratamientos actuales contra el asma como los inhaladores -corticosteroides que presentan efectos secundarios y a los cuales se acaba haciendo resistente el asma crónico- es el hecho de que “esta nueva pastilla no sería para calmar los síntomas, sino para paliar las causas, lo cual es un avance muy grande“. Con otros medicamentos del mercado, la píldora podría funcionar como complemento para pacientes con mucho componente eosinofílico. En definitiva, explica Serrano, “la ventaja viene dada por su mecanismo de acción a largo plazo frente a un inhalador”. Fuente: Consenso Salud

Ver mas..

Asma: Recomendaciones para controlar el peso

Fecha creación: 10/08/2017

Consejos de la licenciada en Nutrición Cristina Maceira para no ganar kilos y mantener una buena calidad de vida. Autor: Lic. Cristina Maceira Veamos algunas recomendaciones que lo van a ayudar para el control del peso y mejorar su capacidad respiratoria: - Planifique un menú semanal, de esa manera podrá seleccionar los alimentos, visualizando su alimentación semanal de manera integral, no el día a día, le permitirá comprar los alimentos correctamente. - Comience su día con un buen desayuno (infusión con edulcorante, lácteos descremados, cereales sin azúcar, panes, yogurt descremado, mermeladas sin azúcares, fruta fresca) - Sírvase sólo la porción que va a comer, utilice siempre platos porciones más pequeñas de alimentos que lo habitual y retire los alimentos de su mesa. - No esté más de 4 horas sin ingerir algún alimento, de esta manera el control del apetito será mejor. - Lleve un registro por escrito en las primeras semanas, si utiliza alimentos alergénicos anótelo y evalúe los resultados. Si no fueron tolerados correctamente, marquelos en su registro con resaltador u otro color. Evítelos y lléveselo a su Médico al próximo control. - Tome entre 8 a 10 vasos de agua por día. - Después de comer trate de caminar, sentarse en un sillón, no se acueste inmediatamente, al finalizar la comida.

Ver mas..

El Asma y la Alimentación

Fecha creación: 10/08/2017

El sobrepeso u obesidad influye negativamente en la entrada de aire en personas asmáticas. Autor: Lic. Cristina Maceira En los pacientes asmáticos que además acompañan esta patología con sobrepeso u obesidad, es indicación bajar de peso en forma paralela al tratamiento del asma. En los asmáticos la dificultad para respirar, se ve aún más comprometida, si el peso corporal está por encima del IMC (Indice de Masa Corporal), ya que la entrada de aire, se ve afectada. El aumento de la frecuencia cardíaca en el paciente con obesidad es mayor que en el paciente que mantiene su peso adecuado. El corazón necesita bombear más frecuentemente, para poder distribuir la sangre y el oxígeno en todo el organismo, resultando más complejo este mecanismo de oxigenación. El orden en los horarios de las ingestas, sumado a la selección de una correcta alimentación, facilita el manejo del paciente asmático. Se recomienda el control de las grasas y de los azúcares. La restricción en las grasas le van a permitir controlar el apetito, ya que estas producen un efecto estimulador del mismo. Cuanto menos grasa incorpore en la alimentación menos apetito va a sentir y de esta manera el control de las cantidades será mejor, facilitando el descenso de peso. El control de los azúcares y la sustitución por endulzantes, le permitirá, por un lado, limitar así el ingreso calórico, por lo tanto el control del peso, y por otro lado, respetar la recomendación en las personas con enfermedades respiratorias, de evitar los azúcares, disminuyendo la demanda de oxígeno para su combustión. De igual manera, se recomienda evitar aquellos alimentos que tienen componentes alergénicos, como el pescado, las frutillas, el kiwi, los granos integrales, el tomate, etc, como medida preventiva.

Ver mas..

Asma y Sobrepeso

Fecha creación: 10/08/2017

Es muy importante la recomendación de bajar de peso en personas asmáticas que además tienen sobrepeso u obesidad. Autor: Lic. Cristina Maceira En los pacientes asmáticos que además acompañan esta patología con sobrepeso u obesidad, es indicación bajar de peso en forma paralela al tratamiento del asma. En los asmáticos la dificultad para respirar, se ve aún más comprometida, si el peso corporal está por encima del IMC (Indice de Masa Corporal), ya que la entrada de aire, se ve afectada. El aumento de la frecuencia cardíaca en el paciente con obesidad es mayor que en el paciente que mantiene su peso adecuado. El corazón necesita bombear más frecuentemente, para poder distribuir la sangre y el oxígeno en todo el organismo, resultando más complejo este mecanismo de oxigenación. El orden en los horarios de las ingestas, sumado a la selección de una correcta alimentación, facilita el manejo del paciente asmático. Se recomienda el control de las grasas y de los azúcares. La restricción en las grasas le van a permitir controlar el apetito, ya que estas producen un efecto estimulador del mismo. Cuanto menos grasa incorpore en la alimentación menos apetito va a sentir y de esta manera el control de las cantidades será mejor, facilitando el descenso de peso. El control de los azúcares y la sustitución por endulzantes, le permitirá, por un lado, limitar así el ingreso calórico, por lo tanto el control del peso, y por otro lado, respetar la recomendación en las personas con enfermedades respiratorias, de evitar los azúcares, disminuyendo la demanda de oxígeno para su combustión. De igual manera, se recomienda evitar aquellos alimentos que tienen componentes alergénicos, como el pescado, las frutillas, el kiwi, los granos integrales, el tomate, etc, como medida preventiva.

Ver mas..

Contraer un virus temprano aumenta el riesgo de asma de algunos niños

Fecha creación: 10/08/2017

Los bebés con una variante genética particular parecen ser más vulnerables después de la infección. Una variación genética común aumenta significativamente las probabilidades de asma de los niños que han sufrido una enfermedad respiratoria grave a una edad temprana, según los investigadores. "Nuestros hallazgos sugieren que las influencias genéticas en el asma podrían ser más pronunciadas en el contexto de la exposición ambiental en un momento temprano de la vida, especialmente a las infecciones respiratorias virales", dijo el Dr. Rajesh Kumar, alergólogo en el Hospital Pediátrico Lurie de Chicago y autor principal del nuevo informe. El estudio contó con casi 3,500 niños hispanos, de 8 a 21 años de edad, y una cantidad más baja de niños negros. Se centró en una variación del gen del inhibidor del activador del plasminógeno tipo 1 (PAI-1). El PAI-1 es una enzima que aumenta en las vías respiratorias en respuesta a las enfermedades virales, lo que en ocasiones provoca daños, explicaron los investigadores. El riesgo de asma fue 17 veces más alto entre los niños con esta variación que habían sufrido una enfermedad común llamada bronquiolitis a la edad de 2 años, encontraron los investigadores. Y era 12 veces más alto entre los portaban esta variación y que habían sufrido alguna infección del tracto respiratorio inferior en un momento temprano de la vida que requirió de atención médica. Por sí misma, la variante genética PAI-1 no se asoció con un riesgo mayor de asma. El riesgo de asma aumentó solamente con la combinación de tener la variante y haber sufrido una enfermedad respiratoria viral grave a una edad temprana, según los investigadores. "Estos resultados podrían conducir a estudios que se dirijan a una prevención personalizada del asma", dijo Kumar en un comunicado de prensa del hospital. "Se necesitan más investigaciones para ver si podemos intervenir en los niños genéticamente susceptibles antes o durante una infección del tracto respiratorio inferior para reducir sus probabilidades de desarrollar asma". El estudio apareció el 24 de agosto en la revista PLoS One. Fuente: Medline Plus

Ver mas..

Recetas Relacionadas

Te dejamos las recetas mas saludables para tu organismo.

¿Querés enterarte primero?

Subscribite y enterate al instante de todas las noticias de nuestro sitio.

Subscribirse

Gestión de Medicamentos

Centro de seguimiento de pacientes con patologías crónicas prevalentes.

Ingresar

Contacto

Comunicate con nosotros y dejanos tus dudas o sugerencias.