Últimas Notas

Encontrate aquí con todas las noticias y novedades que compartimos en nuestro sitio web.

Nota

Importancia de las Lipoproteínas de alta densidad (HDL) y la Salud Cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en todo el mundo. La calidad general de la dieta y los comportamientos dietéticos son factores fundamentales para la salud metabólica.

La relación entre las características funcionales de la HDL y la salud cardiovascular y el impacto potencial de los patrones dietéticos.

Si bien las terapias se han centrado tradicionalmente en los niveles de colesterol de las lipoproteínas al evaluar el riesgo cardiovascular, las perspectivas actuales sobre las lipoproteínas de alta densidad (HDL) se han desplazado hacia la evaluación de la funcionalidad de esta partícula de lipoproteínas.

Los efectos de la dieta sobre la salud cardiovascular están mediados a través de múltiples vías, pero el impacto en la composición y función de las HDL merece mayor atención.

Las áreas potenciales de investigación incluyen cambios en las características de las partículas, distribución, carga de microARN y otros cambios funcionales como mejoras en la capacidad de salida de colesterol.

Varios patrones dietéticos como la dieta mediterránea y la dieta DASH (Enfoques dietéticos para detener la hipertensión) tienen efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular y pueden prevenir eventos cardiovasculares.

Estos patrones dietéticos saludables tienden a ser ricos en alimentos de origen vegetal, consumo de pescados de mar y aceite de oliva,  es probable que los beneficios cardiovasculares resulten de los efectos sinérgicos de los componentes dietéticos individuales.

 

 

Leer mas
Nota

¿Que es la glucosa y la insulina?

La glucosa es la principal fuente de energía para el cuerpo humano Con la digestión, a lo largo del tubo digestivo se pone en marcha una cadena de transformaciones químicas que convierte los alimentos en nutrientes y estos en elementos más pequeños, que son absorbidos en el intestino.

Todas las células del cuerpo necesitan energía para estar en activo, mantener las funciones vitales (como el latido cardíaco, movimientos digestivos, respiración...) y además mantener la temperatura corporal y los movimientos musculares.

Los alimentos transitan por el tubo digestivo y, al llegar al intestino delgado, la glucosa pasa a la sangre.

La glucosa pasa del intestino a la sangre y del torrente circulatorio a las células.

La sangre se encarga de transportar la glucosa al:

+ Hígado (glucosa de reserva)

+ Cerebro y todas las células del cuerpo

Para entrar dentro de las células y ser utilizada como energía, la glucosa necesita la mediación de la insulina. La insulina es como la llave que, encajada en la cerradura, abre la puerta de las células.

El cerebro y las células del tejido nervioso son las únicas de todo el cuerpo que reciben glucosa directamente del torrente sanguíneo sin la mediación de la insulina. La glucosa es, en este caso, la única fuente de energía.

La insulina es una hormona del aparato digestivo que tiene la misión de facilitar que la glucosa que circula en la sangre penetre en las células y sea aprovechada como energía.

La insulina se produce en el páncreas, concretamente en las células beta pancreáticas.

El páncreas es una glándula situada detrás del estomago, al mismo nivel que el hígado, pero en la parte izquierda de la cintura. Cuando ingresan alimentos que contienen hidratos de carbono, se activan unos sensores y el páncreas empieza a producir insulina que libera directamente a la sangre, disminuyendo los valores de glucosa y manteniendo así el normal equilibrio.

En personas diabéticas este equilibrio se ve afectado, debiendo cuidar la ingesta de alimentos con carbohidratos.

Leer mas
Nota

La hipertensión arterial y la alimentación.

Hacer cambios en la alimentación es una manera de controlar la hipertensión arterial. Estos cambios también pueden ayudar a bajar de peso y disminuir su probabilidad de sufrir una enfermedad cardíaca y un accidente cerebrovascular.

 DIETA DASH

La dieta baja en sal de los enfoques dietéticos para detener la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension, DASH) ha demostrado que ayuda a bajar la presión arterial. Esta dieta es rica en nutrientes y fibra. También incluye alimentos que son más ricos en potasio, calcio y magnesio, y más baja en sodio (sal) que la dieta típica.

 Las metas de la dieta DASH son:

  • Evitar el agregado de sal en las comidas.

  • Reduzca la grasa saturada y la grasa total. Los productos lácteos bajos en grasa parecen ser especialmente benéficos para bajar la presión arterial .

  • Al escoger las grasas, seleccione aceites monoinsaturados, como los aceites de oliva, canola, girasol alto oleico.

  • Prefiera los granos integrales a los productos de harina blanca o pasta.

  • Escoja frutas y verduras frescas todos los días. Muchos de estos alimentos son ricos en potasio, fibra o ambos.

  • Coma nueces, semillas o legumbres (frijoles o guisantes) diariamente.

  • Escoja pescado, la carne de aves sin piel y los productos de soja (soya) son las mejores fuentes de proteína.

Otras metas de nutrientes diarios en la dieta DASH incluyen la reducción de los carbohidratos, colesterol en la alimentación y aumentar la fibra de la dieta. Comer alimentos que sean ricos en fibra soluble. Estos incluyen avena, salvado, guisantes partidos y lentejas, frijoles (tales como habichuelas, frijol negro, frijol blanco común), algunos cereales y arroz integral.

Aprender cómo comprar y cocinar los alimentos que sean saludables para su corazón. Aprender cómo leer las etiquetas de los alimentos para escoger los que son saludables.

 

 

Leer mas
Nota

Síndrome del intestino irritable y la alimentación

Hasta no hace mucho tiempo, ante la aparición de este trastorno, la alimentación era sumamente estricta y se suspendía todo estímulo intestinal, permitiendo una dieta muy básica con pocos alimentos.

El Síndrome de Intestino Irritable presenta estreñimiento o diarrea leve, o bien alternancia entre estreñimiento y diarrea, deberá entonces, adecuarse la alimentación a las diferentes situaciones.

Como denominador común, se recomienda el aumento en la ingesta de fibra, mediante: 

- El aumento del consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel y verduras. 

-El uso o agregado de Salvado de Trigo, avena, mezclados con líquidos o alimentos sólidos. 

-Una dieta baja en grasas, evitando frituras, agregados de mantecas, cremas, salsas cremosas, etc. 

-Comer despacio y procurar masticar bien. 

-Evitar porciones abundantes, preferir menor volumen y más frecuencia. Realizar ingestas cada 3 a 4 horas.

-Evitar picantes, alcohol, bebidas con gas, sopas de sobres, chocolates, yogurt bebible.

-Evitar los alimentos que tengan hollejos o formen gases como: col, coliflor, brócoli, choclo, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebolla cruda, puerros. 

-Aumentar la ingesta de agua (de 1.5 a 2 litros diarios), sobre todo si predomina el estreñimiento. 

-Procurar mantener un horario fijo de comidas, e intentar evacuar siempre a la misma hora, preferiblemente después del desayuno. 

-Realicar ejercicio físico, caminar, nadar, en forma regular.

-Evitar el uso de laxantes. 

-Evitar, en lo posible, las situaciones de estrés.

 

Leer mas
Nota

Obesidad

La Obesidad, como toda patología crónica, debe ser considerada como tal, entendiendo que su cuidado debe ser de por vida.

Es muy frecuente encontrarnos frente a la problemática de la obesidad en personas muy desordenadas, en sus hábitos y rutinas de vida.

Cuando el desorden lleva a no tener dos días similares, a no tener horarios para dedicarle a su alimentación, comer con distraciiones como televisor, computadora, teléfono, la probabilidad de perder el control del peso y de la calidad de su alimentación aumenta considerablemente.

Al evaluar un paciente con Obesidad, estas carasterísticas son las primeras en asomar, desorden en los horarios, lo cual lleva a aumentar el peso corporal y a discontinuar la práctica de alguna actividad física.

Es muy importante que la persona que decide realizar un tratamiento para bajar de peso, registre estos hábitos incorrectos, ya que sobre ellos se comenzará a trabajar, buscando en conjunto soluciones prácticas que le permitan sostenerlas en el tiempo.

Lograr un cambio de hábitos, ordenarse con las ingestas, explicar la importancia que tiene en estos tratamientos el fraccionamiento de la alimentación a lo largo del día, sin pasar períodos prolongados de ayuno, garantiza el éxito del tratamiento, independiente del valor calórico que tenga su alimentación.

No existen dietas milagrosas, debe motivarse al paciente con metas a corto, mediano y largo plazo, comprometiéndolo en el tiempo. Estos objetivos sólo pueden lograrse trabajando en la educación alimentaria y en la práctica regular de actividad física, sobre todo aeróbica, permitiendo así, el aumento del metabolismo con un gasto calórico mayor.

Aprender a comer y generar movimiento son los pilares esenciales para que el tratamiento pueda sostenerse en el tiempo.

 

Leer mas

¿Querés enterarte primero?

Subscribite y enterate al instante de todas las noticias de nuestro sitio.

Subscribirse

Gestión de Medicamentos

Centro de seguimiento de pacientes con patologías crónicas prevalentes.

Ingresar

Contacto

Comunicate con nosotros y dejanos tus dudas o sugerencias.