Resultado de la búsqueda

Obesidad

Vínculo entre alimentación y salud

Fecha creación: 22/10/2018

Una dieta cargada en grasas saturadas y carentes de frutas y verduras podría influir hasta en un 35 por ciento en la aparición de enfermedades. El sobrepeso, hipertensión arterial, dislipemias, la diabetes, como otras enfermedades metabólicas., se relacionan directamente al sobrepeso y obesidad. La modificación de estos hábitos es un trabajo difícil y gradual que garantiza mejorar la calidad de vida. La selección correcta de los alimentos nos permite mantener una dieta completa en cuanto al ingreso de minerales y vitaminas, los cuales se ven afectados en planes de alimentación inadecuados. Los vegetales protegen de enfermedades de colon, recto, estómago, pulmón, boca, faringe y esófago. Hay evidencias de que las fibras ayudan a prevenir el cáncer de mama, recto y colon. Recomendaciones tener en cuenta en la vida cotidiana: - Basar la alimentación en variedades de frutas, vegetales y legumbres. - Mantener un peso ideal. - Hacer actividad física de moderada a intensa, como mínimo 3 veces por semana. - Mejorar la calidad de los carbohidratos, elegir, simplemente, las opciones más sanas, en vez de pan blanco optar por el integral (con más fibra) y sumar semillas y legumbres. - Elegir proteínas de buena calidad: incluír proteínas provenientes de vegetales, granos o frutas secas, complementadas con pescado, carnes magras y lácteos descremados. Así se ingiere menor cantidad de grasa saturada pero se obtienen más fibras, vitaminas y minerales. - Hay que ingerir menos grasas saturadas (grasa animal) que están en las carnes grasas, lácteos enteros, fiambre y embutidos. Consumir hasta tres veces por semana pescados y reducir a dos veces semanales las carnes rojas y aves. - No abusar del alcohol. - Limitar el consumo de sal, a una cucharadita tamaño té al día.

Ver mas..

La prevención de la Obesidad

Fecha creación: 16/10/2018

En este contexto, “los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y el sector privado tienen una función crucial en la prevención de la obesidad”, asegura la OMS. Y es que como ha constatado un estudio publicado recientemente en la revista Pediatrics, los programas para promocionar el ejercicio físico y la alimentación saludable entre la población infantil y adolescente logran frenar la epidemia de la obesidad. Concretamente, el estudio mostró una estabilización de la prevalencia de la obesidad en los menores de edad de Estados Unidos, por lo que, como concluyeron los autores, “confiamos en que todos los esfuerzos de las autoridades sanitarias se centren en promover la actividad física y un mayor consumo de frutas y verduras. No en vano, son medidas que están surtiendo efecto”. El aumento en el consumo del grupo de alimentos como vegetales, frutas, carnes magras, pescados, lácteos descremados, evitar el agregado de grasas, azúcares y sal a la alimentación, son conductas que ayudan en la incorporación de hábitos saludables, sumados a programas de promoción de actividad física, en todos los grupos etáreos.

Ver mas..

Se debería evaluar la obesidad de los niños de a partir de 6 años

Fecha creación: 10/08/2017

La directriz refina la recomendación de 2010. Los médicos deberían evaluar el estado de obesidad de los niños mayores de 6 años, y ofrecerles una terapia conductual para ayudarles a perder peso si es necesario, reafirman unas nuevas directrices. El borrador de la recomendación, del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., es esencialmente el mismo que la recomendación final de 2010, pero especifica a los adolescentes para una mayor clarificación. Los niños y los adolescentes que se determine que son obesos deberían ser referidos a "intervenciones conductuales integrales e intensivas", según el grupo de trabajo. Dichas intervenciones "duran al menos 26 horas y podrían incluir sesiones que se dirijan tanto a los padres como al niño; ofrecen información sobre una alimentación saludable y un ejercicio seguro; hablan del uso del control de estímulos, como la limitación del acceso a alimentos tentadores y la limitación del tiempo que se pasa frente a las pantallas, e incluyen la actividad física supervisada", explicó el panel. El borrador de la recomendación está abierto para los comentarios públicos hasta el 28 de noviembre. El grupo de trabajo es un panel independiente de expertos médicos voluntarios, que realiza recomendaciones sobre los servicios preventivos de salud, como las evaluaciones, la consejería y los medicamentos. Fuente: Medline Plus

Ver mas..

La cirugía para perder peso ofrece dividendos a los adolescentes gravemente obesos

Fecha creación: 10/08/2017

Mejora la salud y la autoestima de los jóvenes, y parece ser rentable con el tiempo, encuentra un estudio. Las cirugías para perder peso pueden ayudar a los adolescentes gravemente obesos a perder algunos kilos. Y ahora un estudio encuentra que esos procedimientos también pueden servir para ahorrar gastos en atención de la salud a lo largo del tiempo. "Nuestro análisis indica que también puede ser rentable cuando se evalúa a lo largo de un periodo relativamente corto", escribió un equipo dirigido por el Dr. Chin Hur, del Hospital General de Massachusetts, en Boston. Según la información de respaldo del estudio, hasta un 6 por ciento de los jóvenes estadounidenses son gravemente obesos, y se anticipa que esa tasa aumente. Los cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio) son el tratamiento de primera línea para esos adolescentes, pero ese método raras veces conduce a una pérdida de peso significativa y duradera, señalaron los investigadores. Así, la cirugía para perder peso (bariátrica) se considera cada vez más como una opción para esos adolescentes. Pero las cirugías pueden ser costosas, y hay pocos datos sobre si esos gastos superan a los ahorros en los costos en el futuro. Eso llevó a los autores de este estudio a comparar los costos de atención de la salud de 228 adolescentes con obesidad grave, con una edad promedio de 17 años, que se sometieron o no a una cirugía para perder peso. Los investigadores calcularon que aunque la cirugía para perder peso no era rentable tres años tras el procedimiento, sí se podría hacer rentable a lo largo de cinco años. "Se necesitan estudios a más largo plazo que sigan la calidad de vida, la pérdida de peso, la resolución de las comorbilidades [enfermedades] y los costos de atención de la salud para confirmar nuestros hallazgos", añadieron los investigadores. Por supuesto, también hay otros beneficios para los jóvenes, apuntaron los investigadores. "Ahora, se realizan cirugías bariátricas a unos mil adolescentes al año", según el equipo de Hur. "La cirugía bariátrica puede resultar en una pérdida de peso que cambia la vida, que no solo lleva a la resolución y prevención de las enfermedades, sino que permite también al paciente evitar el estigma, el acoso y el aislamiento que con frecuencia acompañan a la obesidad grave". Dos cirujanos bariátricos se mostraron de acuerdo. El estudio aparece en la edición en línea del 26 de octubre de la revista JAMA Surgery. Fuente: Medline Plus

Ver mas..

La obesidad es más habitual entre los adolescentes con autismo

Fecha creación: 10/08/2017

Abordar las conductas problemáticas con respecto a la comida o a la televisión podría ayudar a evitar el exceso de peso, sugieren unos investigadores. Los adolescentes con un trastorno del espectro autista (TEA) podrían ser más propensos a ser obesos y a permanecer obesos a lo largo de la adolescencia que los demás adolescentes, sugiere un estudio reciente. Los investigadores indicaron que la obesidad en la niñez podría tener consecuencias para la salud a largo plazo en las personas con un TEA. Afirmaron que se necesitan más estudios para comprender los cambios relacionados con la edad que podrían ayudar a evitar y a tratar la obesidad entre los adolescentes con el trastorno. "Los niños con discapacidades del desarrollo se enfrentan a dificultades únicas y las intervenciones sanitarias dirigidas a los que no tienen trastornos, como el TEA, no siempre les ayudan", dijo Aviva Must, la autora del estudio, catedrática de salud pública y medicina comunitaria en la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Boston. "La complejidad de sus necesidades médicas es tanto la razón por la que se debería prestar una atención particular a sus circunstancias como la razón por la que es difícil hacerlo", dijo Must en un comunicado de prensa de la universidad. El estudio contó con casi 44,000 personas de entre 10 y 17 años. Los niños y los adolescentes habían participado en la Encuesta Nacional de Salud Infantil de 2011-2012. Esta encuesta incluyó información sobre el peso, la estatura, el sexo, la raza, el estatus socioeconómico y si alguien tenía un TEA o no. La obesidad era más habitual entre los niños y adolescentes con un trastorno del espectro autista. Los investigadores hallaron que el 23 por ciento de los que tenían el trastorno eran obesos, frente al 14 por ciento de lo que no. La tasa de obesidad entre las personas jóvenes que no tenían un trastorno del espectro autista se redujo en un 50 por ciento entre los 10 y los 17 años de edad. Pero las tasas de obesidad entre las personas con un TEA no cambiaron durante esos años, mostró el estudio. La obesidad también fue más común entre los chicos con un TEA que entre las chicas, indicaron los investigadores. "Anticipábamos ver un aumento de la prevalencia de la obesidad con la edad en niños con un TEA en comparación con los que no tenían un TEA, lo que aumentaría la disparidad con respecto a la obesidad", dijo Must. "Lo que encontramos fue que la disparidad aumentó con la edad a lo largo de la adolescencia, pero los patrones subyacentes no fueron los anticipados. La prevalencia de la obesidad en el grupo con un TEA fue alta y se mantuvo así, mientras que la prevalencia en los niños sin un TEA se redujo a lo largo de la adolescencia", Must dijo. Las personas jóvenes con un trastorno del espectro autista tienden a tener conductas rígidas, basadas en la rutina y la ausencia de cambios. También pueden tener una sensibilidad sensorial. El consumo de comida para aliviar estas conductas o para reducir el estrés durante ciertas situaciones podría jugar un papel en las altas tasas de obesidad entre estos niños, explicaron los autores del estudio. Las personas jóvenes con un TEA también podrían ser menos activas, lo que aumenta su riesgo de aumento de peso, indicaron los investigadores. "Con respecto al gasto de energía, el ejercicio para muchos adolescentes viene en la forma de deportes de competencia, en los que los niños con discapacidades del desarrollo tienen menos probabilidades de participar", dijo la autora principal del estudio, Linda Bandini, profesora asociada del Centro Shriver de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts y del departamento de ciencias de la salud de la Universidad de Boston. "Y otra técnica de recompensa y calmante que los padres de niños con un TEA han reportado que usan es la televisión, lo que podría contribuir a unos niveles más altos de conducta sedentaria", añadió.

Ver mas..

CONSUMO DE HARINAS: Mitos y Realidades

Fecha creación: 10/08/2017

Su composición calórica sumada a la ausencia que ellos tienen de grasas, permite incorporarlo en cantidades controladas en el plan de alimentación, logrando mayor adhesión por parte de los pacientes a cuidarse. Los alimentos que contienen carbohidratos, comúnmente llamados con harinas, como son el arroz, las pastas, las galletitas, el pan, la polenta, las arvejas, las lentejas, las masas de tartas, pizza, empanadas, aportan 4 calorías por gramo. La prohibición de este grupo de alimentos, no tiene ningún sentido. Se recomienda utilizarlos acompañado otros alimentos, preferentemente, algún vegetal. De esta manera, no solamente está aumentando el tamaño de la porción a ingerir, sino que los carbohidratos pasan a ser un alimento más de las preparaciones. Cuando la combinación es con vegetales, la presencia de fibra contribuye a que la absorción de esos hidratos de carbono se realice en forma más lenta, favoreciendo a la saciedad y control del apetito.. Sea cual fuere la clase de hidratos de carbono que se utilice en la dieta del paciente con sobrepeso, sólo debe controlarse su cantidad. Cuando se incorpore una preparación con carbohidratos, no acompañar con pan ó galletitas esa comida, y se recomienda también no volver a repetirlos en el día. Al incluirlos en el plan de alimentación, permite presentarles variadas opciones y por sobre todo, evitar las prohibiciones. Cuando las personas consultan por sobrepeso, deben permitirse todos los grupos de alimentos, enseñando a medir las porciones y trabajar en conjunto para lograr la adquisición de hábitos alimentarios correctos, sin necesidad de prohibir alimentos.

Ver mas..

Café verde para bajar de peso: ¿Efectividad o marketing?

Fecha creación: 10/08/2017

Propiedades y contraindicaciones de un suplemento dietario que está de moda. Siguiendo la línea de Natursan el café verde consiste en los granos de café sin tostar, el cual se envasa (si por ejemplo se consume entero) o se muele sin añadir ningún otro tipo de ingrediente (es decir, se trata de un café que destaca por ser total y completamente natural). Respecto a las propiedades del café verde se trata de una bebida ideal para la dieta de personas con diabetes tipo 2, ya que ayuda en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre. Además, es una bebida depurativa y diurética, ayudando en la prevención de la formación de cálculos biliares. Uno de sus beneficios más importantes y populares es su virtud para ayudar en la pérdida de peso. Diferentes laboratorios lo comercializan en forma de cápsulas que requieren ser consumidas en forma diaria para que puedan causar efecto. Esta cualidad se debe a su contenido en ácido clorogénico, un compuesto capaz de reducir la sensación de hambre al saciar el apetito, transformar las grasas en energía y aumentar la actividad lipolítica encargada de la regulación de las grasas. El laboratorio Saint Gottard (quien también lo comercializa) sostiene que debido a su contenido de cafeína actúa como estimulante y recomienda la toma de dos cápsulas diarias. Con respecto a sus contraindicaciones, especialistas de Medline Plus afirman que el café verde parece ser seguro basado en la escasa investigación que se ha hecho en las personas hasta el momento. En la investigación clínica, no se reportaron efectos secundarios graves. Sin embargo, es importante entender que el café verde contiene cafeína de café, similar al café regular. Por lo tanto, puede causar efectos secundarios relacionados con la cafeína similares a los del café. La cafeína puede causar insomnio, nerviosismo e inquietud, malestar estomacal, náuseas y vómitos, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria y otros efectos secundarios. El consumo de grandes cantidades de café también puede causar dolor de cabeza, ansiedad, agitación, zumbido en los oídos y latidos irregulares del corazón. Para evitar efectos adversos, es fundamental consultar a un profesional de la salud o nutrición antes de consumirlo en cualquiera de sus formas. De todos modos, es conveniente tener en cuenta que el éxito para bajar de peso consiste en incorporar hábitos saludables que incluyan una dieta baja en grasas y la práctica de ejercicio físico en forma regular. Esto en ninguna medida reemplaza a ningún suplemento "milagroso". Autor: Gimena Rubolino, periodista Nutrar.

Ver mas..

La lactancia materna podría ayudar a las madres obesas a perder el peso del embarazo

Fecha creación: 08/08/2017

El efecto positivo no se observó en las mujeres con un peso normal ni con sobrepeso, halló el estudio. La lactancia materna podría ayudar a las mujeres a perder el peso del embarazo y a no recuperarlo si eran obesas antes de quedar embarazadas, según una investigación reciente. Cuando las mujeres que eran obesas antes de convertirse en madres siguieron las recomendaciones nacionales sobre la lactancia materna, pesaron casi 8.2 kilos menos que las madres obesas que no dieron el seno. Si las madres tenían sobrepeso o un peso normal antes del embarazo, su peso seis años después no pareció relacionarse con haber dado el seno a sus hijos o no. Aunque este estudio pudo vincular la pérdida de peso en las madres obesas y la lactancia materna, no pudo mostrar que la lactancia materna provocara la pérdida de peso. Aún así, la Dra. Lori Feldman-Winter, pediatra y profesora de pediatría del Hospital Pediátrico Regional de Atención de Salud de la Universidad de Cooper en Camdem, Nueva Jersey, dijo que sin duda es posible que contribuyera. "Dar el seno no solo hace que se quemen calorías adicionales, sino que también cambia el metabolismo a través de una serie de efectos hormonales requeridos por la lactancia", explicó Feldman-Winter. "No se comprende del todo cómo la lactancia materna conduce a mejoras en el metabolismo de madre y bebé, pero hay varios estudios epidemiológicos que muestran la asociación". Feldman-Winter, que revisó los hallazgos pero no participó en el estudio, dijo que las mujeres que no son obesas podrían también experimentar un beneficio metabólico al dar el seno. Pero porque son menos propensas a intentar perder mucho peso, un estudio necesitaría un grupo mucho más grande de mujeres para observar los efectos posibles sobre la pérdida de peso en esas mujeres, dijo. "No está claro por qué no observamos una asociación entre las madres con peso normal o con sobrepeso", dijo la investigadora líder del estudio, Andrea Sharma, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., en Atlanta. El estilo de vida podría ser un motivo posible de que las madres obesas experimentaran un beneficio con la pérdida de peso. "Muchas madres eligen comer una dieta más saludable mientras dan el seno, y a través de esas modificaciones en la dieta, podrían en realidad mejorar sus dietas en general y por tanto alcanzar un peso más saludable", planteó Feldman-Winter. Los resultados del estudio se publicaron en línea el 2 de septiembre en la revista Pediatrics. Los investigadores siguieron a más de 700 mujeres seis años después de que dieran a luz, y compararon la retención del peso entre las que lactaron y las que no. La retención de peso fue la diferencia entre el peso de la mujer antes del embarazo y su peso seis años después de dar a luz. Las mujeres se consideraron obesas en este estudio si tenían un índice de masa corporal (IMC) de 30 en adelante. El IMC es una medida usada para calcular los niveles de grasa y evaluar si una persona tiene un peso saludable para su estatura. Un IMC por debajo de 25 se considera como normal, y un IMC de entre 25 y 30 se considera como sobrepeso. En el momento en que las mujeres dieron a luz (entre 2005 y 2007), la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomendaba que las mujeres lactaran con exclusividad durante al menos cuatro meses, y que luego siguieran lactando hasta los 12 meses, según la información de respaldo del estudio. Casi una tercera parte de las mujeres del estudio (el 29 por ciento) lactaron exclusivamente durante al menos cuatro meses, y una de cada cinco siguió lactando más allá de los 12 meses. El 18 por ciento de las mujeres nunca dieron el seno. Solo las mujeres obesas que siguieron la recomendación de dar el seno durante al menos 12 meses experimentaron el beneficio en la pérdida de peso. Las madres obesas que lactaron con exclusividad al menos cuatro meses pero dejaron de hacerlo antes de un año pesaban unos 5.5 kilos menos que sus contrapartes que no lactaron, pero ese hallazgo no alcanzó la significación estadística. "Dado que pocos estudios han examinado la lactancia materna y la retención de peso con un seguimiento de más de un año, este estudio es una contribución importante a la comprensión de los efectos a largo plazo de la lactancia para la madre", escribieron Laurence Grummer-Strawn y sus colaboradores de los CDC en un editorial que apareció en Pediatrics acompañando al estudio. Tanto Sharma como Feldman-Winter enfatizaron que los beneficios de la lactancia materna para las madres y sus bebés abarcan mucho más allá que la pérdida de peso potencial de la madre. Las mujeres que dan el seno tienen un riesgo más bajo de diabetes, enfermedad cardiaca, cáncer de mama, cáncer de ovario y depresión, señaló. "Los niños que reciben lactancia materna tienen una protección contra la infección aguda de oído, las infecciones gastrointestinales, la hospitalización por enfermedades del tracto respiratorio inferior en el primer año, el síndrome de muerte súbita del lactante y un riesgo reducido de varias enfermedades crónicas, que incluyen al asma y a la obesidad", comentó Sharma. Fuente: Medline Plus

Ver mas..

La familia es clave para ayudar a los adolescentes a evitar la obesidad

Fecha creación: 08/08/2017

Una buena relación con los padres, en particular entre los papás y los hijos varones, fomenta unos hábitos saludables, encuentra un estudio. Tener una familia estable y una buena relación con papá y mamá hace que sea más probable que los jóvenes desarrollen hábitos saludables que podrían protegerles de la obesidad, sugiere un estudio reciente. Los investigadores también encontraron que los papás son particularmente importantes para ayudar a sus hijos varones a desarrollar conductas que les permitirán mantener un peso saludable. "Un nivel alto de disfunción familiar podría interferir en el desarrollo de conductas saludables debido a la capacidad limitada de las familias de desarrollar rutinas relacionadas con comer, dormir o las conductas de actividad, lo que puede conducir a un aumento excesivo de peso", comentó la autora líder del estudio, Jess Haines, de la Universidad de Guelph, en Ontario. En el estudio, los investigadores revisaron información de alrededor de 3,700 hijas e hijos, de 14 a 24 años de edad, en Estados Unidos. Alrededor de un 80 por ciento reportaron tener familias estrechas y estables. Los hallazgos mostraron que un 60 por ciento de las hijas y un 50 por ciento de los hijos dijeron que tenían una buena relación con sus padres. Los investigadores encontraron que los hijos con familias estables y relaciones fuertes con sus padres eran más propensos a llevar una dieta saludable. También eran más propensos a ser físicamente activos y a dormir lo suficiente. Las hijas de esas familias comían menos comida rápida, y eran menos propensas a tener sobrepeso o a ser obesas, encontraron los investigadores. Entre los hijos varones, los que tenían una relación estrecha con sus papás eran menos propensos a tener sobrepeso o a ser obesos, según el informe. "Gran parte de la investigación que examina la influencia de los padres normalmente solo ha examinado la influencia de la mamá, o información combinada de ambos padres", comentó Haines en un comunicado de prensa de la universidad. "Nuestros resultados subrayan la importancia de examinar la influencia de los papás en sus hijos, y de desarrollar estrategias para ayudar a los papás a respaldar el desarrollo de conductas saludables en sus hijos", planteó. "Parece que la relación entre el papá y el hijo varón tiene una influencia más grande sobre los hijos varones que la relación entre madre e hija tiene sobre las mujeres jóvenes", dijo Haines. Añadió que se necesita más investigación para averiguar el motivo de esa diferencia. Los hallazgos del estudio resaltan la importancia de las conductas y las relaciones familiares para la salud de los jóvenes. El estudio aparece en una edición reciente de la revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity. Fuente: Medline Plus

Ver mas..

Recetas Relacionadas

Te dejamos las recetas mas saludables para tu organismo.

¿Querés enterarte primero?

Subscribite y enterate al instante de todas las noticias de nuestro sitio.

Subscribirse

Gestión de Medicamentos

Centro de seguimiento de pacientes con patologías crónicas prevalentes.

Ingresar

Contacto

Comunicate con nosotros y dejanos tus dudas o sugerencias.