Resultado de la búsqueda

Diabetes Mellitus

¿Que es el Cromo? Su incidencia en la Diabetes

Fecha creación: 10/08/2017

El Cromo está presente, como otros oligoelementos, en los alimentos que ingerimos. Sus cantidades son pequeñas y pueden variar en función a la modificación que pueda sufrir el alimento, por calor o en los procesos de industrialización a los que pueda ser sometido. El Cromo es un oligoelemento esencial que potencia la acción de la insulina e interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Algunos estudios demuestran que podría utilizarse como complemento para facilitar el control del azúcar en la sangre en las personas que padecen diabetes. Los alimentos que contienen cromo son: la carne, los mariscos, los pescados, los huevos, los cereales y harinas integrales, las frutas secas, algunas frutas y vegetales frescos. El mecanismo por el cual potencia la acción de la insulina, está en estudio aún, pero podría promover la absorción celular de la insulina al facilitar su transferencia por parte de la membrana de las células. Los suplementos con Cromo podrían mejorar el control del azúcar en la sangre en personas con diabetes. Las personas que no padecen de esta enfermedad, no demuestran ninguna mejoría en sus niveles de glucosa sanguínea al suplementar Cromo, por lo cual no tiene sentido agregarlo. La cantidad de Cromo recomendada en una alimentación equilibrada va de 30 a 100 microgramos al día. Es poco probable superar esas cantidades y producir efectos negativos sobre la salud. La dosis máxima demostrada inocua para la salud llega a 1 miligramo al día. Si la alimentación del diabético es equilibrada e incorpora todos los grupos de alimentos, excluyendo los azucares simples, la cantidad de Cromo incorporada es la adecuada. Alimentos que aportan Cromo: Alimento cada 100 gramos microgramos de Cromo Mejillón 128 Nuez 100 Ostras 58 Dátil deshidratado 30 Pera 27 Harina Integral 23 Tomate 21 Champiñón 17 Brócoli 17 Cabada Integral 12 Carne de Cerdo 11 Yema de huevo 6 Carne de ternera 3 Arenque 3

Ver mas..

La Diabetes y la Alimentación

Fecha creación: 10/08/2017

El conocimiento sobre su enfermedad, los alimentos y la práctica de actividad física, por parte del paciente diabético y su entorno, le permite un mejor control de sus niveles de glucosa en la sangre y evita complicaciones futuras. Autor: Lic. Cristina Maceira Una vez más insistimos en que no existen dietas esquematizadas, iguales para todos las personas diabéticas, aunque manifiesten la misma dificultad para el manejo de la glucosa en la sangre. La absorción de esos mismos nutrientes es diferente en cada persona, de acuerdo a su metabolismo, a la combinación de los alimentos, a la práctica de actividad física, etc. Por lo tanto las recomendaciones generales pueden adaptarse, ajustarse o ampliarse de acuerdo a estos factores y al manejo del paciente de sus glucemias. El control de los carbohidratos ó hidratos de carbono, es esencial para el correcto manejo de su enfermedad. No deben preocuparse sino ocuparse de su alimentación y de la práctica de actividad física, pilares fundamentales para estar sanos. La utilización de controladas cantidades de hidratos de carbono dentro de su plan de alimentación, permite sostener en forma crónica, una buena adhesión a la dieta, facilitando la variedad en cuanto a sabores, colores y aporte de nutrientes. Los carbohidratos que no se recomiendan, como generalidad en el diabético son los de absorción rápida, como azúcares, jalea, mermeladas, golosinas, helados, confituras, productos de repostería ó toda preparación a la que se le agregue azúcar. Los carbohidratos complejos que encontramos en alimentos tan discutidos como cereales, legumbres, papa, choclo, harinas, banana, entre otros, son de absorción lenta (no producen aumentos rápidos en los niveles de glucemia) pueden utilizarse en las cantidades recomendadas con tranquilidad. La incorporación de fibra, como aportan diferentes cereales integrales, legumbres, choclo, etc, permiten que la absorción de los carbohidratos sea aún más lenta y en menor proporción. No olvidemos que la práctica de actividad física, es una recomendación tan importante como el control de la ingesta de hidratos de carbono, requiriendo ésta la utilización de los mismos como combustible ó energía. El conocer sobre su enfermedad, los alimentos y la práctica de actividad física, por parte del paciente diabético y su entorno, le permite un mejor control de sus niveles de glucosa en la sangre y evita complicaciones futuras.

Ver mas..

El Indice Glucémico de los Alimentos

Fecha creación: 10/08/2017

El Indice Glucémico de los alimentos juega un rol muy importante en el manejo de la energía y el nievel de la glucosa en la sangre. El Indice Glucémico es un índice numérico que indica la velocidad que un alimento es convertido en glucosa y cuanto tiempo dura ese nivel en la sangre después de haber ingerido el mismo. El alimento ideal es el de Bajo Indice glucémico ya que mantiene los niveles de energía de manera estable, evitando aumentos y descensos de la glucosa sanguínea, por ende los mecanismos de emergencia para la utilización de la glucosa, que implican una disminución del rendimiento psico-físico. La utilización de este Indice glucémico tiene como finalidad, mantener estables los niveles de glucosa en la sangre. Conocer así los alimentos y sus funciones dentro del organismo, permite armar las comidas principales o colación o snacks, adecuadamente, a efectos de evitar ayunos mayores a 4 horas lo cual provoca descensos de la glucemia con aumento del apetito, disminución del rendimiento, decaimiento etc. Los snack se utilizan entre dos comidas, manteniendo así niveles sanguíneos de glucosa estables. El aporte de los snack puede ser a través de: barra de cereal, 1 manzana, naranja o pera, 1 yogurt, trozos de muzzarella, banana, orejones de frutas, frutas secas, etc. De acuerdo al lugar donde se encuentre se adapta el alimento a utilizar como colación o snack. Una buena opción es poner en práctica la combinación de los alimentos con bajo y moderado índice glucémico (yogurt descremado + cereales sin azúcar) ó alimentos de bajo con uno de alto IG ( leche descremada + 1 rebanada de pan), con el objetivo de mantener valores estables de glucosa en la sangre. De acuerdo a su índice se agrupan los alimentos en tres categorías: alto, moderado y bajo . Alto Indice Glucémico: se transforman rápidamente en glucosa, aumentando los niveles sanguíneos bruscamente, como consecuencia se segrega una importante cantidad de insulina quien retira la glucosa de la sangre, bajando así los niveles nuevamente. Este efecto dura sólo 30 minutos. Moderado Indice Glucémico: se convierten en glucosa en tiempo moderado, provocando un manejo de los niveles de glucosa de manera moderada. Mecanismo que dura aproximadamente 1 hora. Bajo Indice glucémico: se transforman en glucosa muy lentamente estimulando pequeñas concentraciones de Insulina. Efecto que se sostiene durante 2 horas. Estas herramientas permiten realizar diferentes actividades, garantizando estabilidad en sus glucemias y mejorando físicamente.

Ver mas..

Prevención de Obesidad y Diabetes en niños y adolescentes

Fecha creación: 10/08/2017

Alrededor de 415 millones de personas de todo el mundo tienen la enfermedad, que es costosa, pero se puede prevenir. Una nueva investigación muestra que los niños obesos, quizá tengan cuatro veces más probabilidades que los niños con un peso sano a haber desarrollado diabetes tipo 2 a los 25 años de edad. "A medida que la prevalencia de la obesidad y el sobrepeso ha aumentado rápidamente, una cantidad cada vez mayor de niños y adultos jóvenes han sido diagnosticados con diabetes ", comentó el coautor del estudio, Ali Abbasi, investigador en el Colegio del Rey de Londres. El equipo comparó el estatus de diabetes con el índice de masa corporal (IMC) de unos 370,000 niños de 2 a 15 años de edad. El IMC es una medida que se usa para determinar si una persona tiene un peso sano para su estatura. El estudio encontró que 654 jóvenes fueron diagnosticados con diabetes tipo 2 y 1,319 con diabetes tipo 1 entre 1994 y 2013. Casi la mitad de los que tenían diabetes tipo 2 eran obesos. Pero no hubo un vínculo entre la obesidad y las tasas de diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune, anotaron los investigadores. "La diabetes impone una carga muy pesada en la sociedad porque la afección es común y tratarla es costoso", "Los estimados indican que uno de cada once adultos tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a unos 415 millones de personas en todo el mundo. Dado que la diabetes y la obesidad son prevenibles desde principios de la vida, con algo de suerte nuestros hallazgos y otras investigaciones motivarán al público y a los legisladores a invertir y a participar en los esfuerzos de prevención de la diabetes". La base de la prevención es la educación en hábitos de vida saludables, cuidando la alimentación y promoviendo la práctica de actividad física.

Ver mas..

La Diabetes y sus Cuidados

Fecha creación: 10/08/2017

La prevalencia de la diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) mundial se duplicó a como así el gasto mundial generado por la atención de los pacientes que actualmente integra el 12% del costo total de la atención médica. Debido a que la DMT2 está muy relacionada con los factores del estilo de vida potencialmente reversibles, es poco probable que la solución sea la medicalización. Algunos creen que ha llegado el momento de cambiar el enfoque. Los hallazgos recientes sobre la falta de actividad física y la salud muestran nuevas oportunidades para abordar la epidemia de diabetes. Tanto la obesidad como la diabetes son la consecuencia de la disparidad entre la biología humana y el medio ambiente humano contemporáneo. Cada vez hay más evidencia que muestra que las condiciones sociales actuales promueven el sedentarismo crónico (por ej., estar sentado durante un tiempo prolongado). Esta inactividad relativa junto con una nutrición poco saludable son metabólicamente tóxicas: distorsionan la composición corporal y perjudican la regulación de la glucemia. A medida que los políticos y los líderes comerciales y empresariales ─y las personas comunes y corrientes─ comprendan el mecanismo por el cual la inactividad conduce a la DMT2, las campañas de prevención tendrán que tener un compromiso mayor. El público ha sido informado hasta el hartazgo de que el ejercicio y el control del peso son esenciales para prevenir la DMT2, pero no se le ha proporcionado una información comprensible que lo convenza de que existe una relación entre estos factores y la base biológica de la DMT2. Una perspectiva evolutiva, junto con el concepto de competencia de los receptores de insulina, puede llenar esa necesidad. Evitar los azúcares (azúcares, dulces, bebidas y alimentos con azúcares, etc) y controlar las porciones de los carbohidratos (papa, batata, pastas, arroz, legumbres, cereales, panificados, etc) son esenciales a la hora de cuidar la alimentación. El control de la ingesta sumado a la práctica regular de actividad física, son clave para el manejo y control de la enfermedad.

Ver mas..

Recetas Relacionadas

Te dejamos las recetas mas saludables para tu organismo.

¿Querés enterarte primero?

Subscribite y enterate al instante de todas las noticias de nuestro sitio.

Subscribirse

Gestión de Medicamentos

Centro de seguimiento de pacientes con patologías crónicas prevalentes.

Ingresar

Contacto

Comunicate con nosotros y dejanos tus dudas o sugerencias.